Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 05 de Marzo de 2019.- En la entidad hay más de mil personas con enfermedades renales a quienes la Secretaría de Salud (Ssa), de la cual es titular Carlos de la Peña Pintos, no ha prestado la atención debida, como consecuencia en los últimos 15 días han muerto dos pacientes; denunciaron miembros de la recién creada Fundación de Hemodialisados, Dializados y Trasplantados del Estado de Guerrero (FHDTEG).

En conferencia este martes en las instalaciones del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), delegación Chilpancingo, los integrantes de esa asociación, quienes padecen esa enfermedad, hablaron de lo desprotegidos que se encuentran al no contar con la ayuda total de parte del sector salud.

A parte de que no son sometidos a tratamientos como hemodiálisis y diálisis, también no se les proporciona medicamentos, bastones e inclusive sillas de ruedas para aquellos que ya se les dificulta caminar al estar en fase terminal.

“Son muchas las necesidades que tenemos. Hasta este momento ningún gobierno nos ha regresado a ver. Duele ver que no hay un apoyo real hacia nosotros; vemos como nuestros compañeros se mueren sin tener dinero para pagar sus sesiones de hemodiálisis”, indicó José Alfredo Sánchez, presidente de dicha organización.

Dijo que algunos que presentan estas enfermedades renales al no tener recursos optan por solicitar ayuda del DIF-Guerrero, dependencia que sí les solventa sus necesidades más apremiantes pero solo por un momento, porque después, abundó, son abandonados.

Los denunciantes lamentaron que las autoridades de este estado no cuenten con un programa, una clínica especial para tratar a personas con problemas renales, o con un recurso para destinarlo a este sector desprotegido. “No hay instalaciones debidas para hacerse una trasplante (de riñones) en la entidad”, reprocharon.

La falta de atención ha traído severas consecuencias pues el número de personas que con este padecimiento ha aumentado a más de mil, además de que al menos dos pacientes han muerto en los últimos 15 días por negligencia en la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Chilpancingo, documentaron.

El representante legal de dicha fundación, dijo que ya están preparando una denuncia en contra de los doctores por ese hecho, “y en lo sucesivo, ver que (a los enfermos) se les dé un trato digno y respetuoso en los hospitales y en los centros de hemodiálisis”. (Agencia Periodística de Investigación)