Chilpancingo, Gro. 11 de Septiembre del 2019.- Las autoridades de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) permanecen omisas ante la falta de maestros que persiste en diferentes regiones del Estado, y en especial en la Zona de la Sierra; denunció una maestra unitaria, quien debe hacerse cargo de al menos 50 alumnos de seis distintos niveles de primaria.

Desde el incio del presente ciclo escolar, Chilpancingo ha concentrado una serie de protestas por falta de maestros, provenientes de la Zona Norte, Montaña Baja, Costa Chica, Centro y de la propia capital del estado, que la Secretaría no ha resuelto.

En la comunidad de Azinyahualco, en la Sierra del municipio de Chilpancingo, la maestra de la Escuela Primaria «Benito Juárez», Sandra Luz Teodoro, lleva cinco años como maestra unitaria, todos los días atiende los seis grupos, de primero, segundo, tercero, cuarto, quinto y sexto, a veces apoyada por un maestro interino.

En 2015, Sandra Luz compartía labores con la maestra Yesenia, quien de manera legal obtuvo un cambio de adscripción, y salió de la comunidad, en respuesta la Secretaría de Educación, envío a dos maestros interinos, quienes tenían contratos de tres meses, de los cuales solo dos daban clases, el resto del tiempo se les iba en tramites.

Desde entonces, la maestra no sólo se ha hecho cargo de los seis grupos de alumnos, sino que ha tenido que fungir como directora encargada, teniendo que mezclar y a veces desatender sus actividades como docente, de lo cual dice no estar contenta.

Esto afecta directamente la educación de los estudiantes, dijo, pues debe dividir el tiempo; por las mañanas de las 8:00 a las 11:00, imparte clases a alumnos de primero, segundo y tercero; de las 12 a las 15;00 horas les imparte clases a los grados de cuarto, quinto y sexto.

El jueves pasado, una comisión acudió a Chilpancingo en busca del Secretario de Educación, Arturo Salgado Urióstegui, el comisario y comisariado lograron ingresar a un salón del Hotel Holliday Inn, donde estaban dichas autoridades, pero en la última puerta fueron sacados por la fuerza.

Luego les firmaron el documento que pretendían entregar, pero nadie puso el nombre o el cargo, supuestamente el 11 de este mes, llegarían nuevamente dos interinos en apoyo, lo cual no es ninguna garantía, pues llevan así cinco años y no ha funcionado, dijo la maestra.

En esta localidad, del municipio que gobierna Antonio Gaspar Beltrán, no se cuentan con aulas para Preescolar, ni Telesecundaria, o Bachillerato, la Primaria es insuficiente, y los alumnos toman clases hacinados en pequeños espacios.