*** Los casos más graves fueron trasladados a la capital del Estado

API

Chilapa de Álvarez, Gro. 30 de Abril de 2019.- Las más de 200 personas que se intoxicaron por comer pozole en un festejo del Día del Niño, están siendo atendidas en el municipio de José Joaquín de Herrera, donde fue habilitado como sala de atención médica, el auditorio municipal.

Fuentes del Gobierno Municipal informaron que fue más fácil que se habilitara el Auditorio Municipal de Hueycantenango, que trasladarlos hasta el municipio de Chilapa, por la complejidad del camino.

No obstante, los niños más graves fueron llevados por paramédicos hasta la ciudad de Chilpancingo para su atención médica, mientras los que se encuentran en José Joaquín de Herrera fueron reportados como estables y fuera de peligro.
Hasta ese lugar llegaron paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, elementos de Protección Civil del estado con policías estatales, además de los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para coadyuvar en esta intoxicación. (Agencia Periodística de Investigación)