API

Chilpancingo, Gro. 29 de Enero del 2019.- Elementos adscritos a la Unidad Antisecuestro de la Fiscalía General General de Guerrero, comandados por el director de la Policía Ministerial, Esteban Maldonado Palacios quien ha sido señalado innumerables ocasiones de tener vínculos con el crimen organizado específicamente su sobrino “José Angel Palacios” alias el capuchino y líder del CIDA, que tiene sumido actualmented a Acapulco en una vorágine de violencia y terror por los miles de descuartizados que sigue dejando por las calles de tan violento puerto , encañonaron a reporteros de nota roja que cubrían un operativo en el fraccionamiento SUSPEG, la noche de este martes.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 22:30 horas cuando un grupo de comunicadores de diferentes medios informativos, daban cobertura a un operativo de los agentes ministeriales, encabezados por el propio director de la Policía Ministerial.

Algunos comunicadores como Lenin Ocampo de El Sur y José Molina de Agencia Chilpancingo Noticias, realizaban transmisiones en vivo cuando Esteban Maldonado y el grupo de agentes que portaban armas largas se les acercaron frente a otros reporteros y vecinos de la colonia, ordenandoles que se replegaran porque su operativo aún estaba en curso, aunque los comunicadores permanecían a la distancia.

De forma prepotente los oficiales avanzaron hasta quedar frente a frente con los reporteros y, en el caso de Lenin Ocampo que transmitía en vivo, recibió un manotazo que le tumbó el equipo celular con el que estaba grabando.

Por su parte, José Molina quien también es colaborador de Agencia Periodística de Investigación (API), fue encañonado de frente por un policía, con un arma larga.

El reportero continuó la transmisión en la que dijo: “miren como me apunta este Ministerial, miren como nos esta apuntando”.

El policía se abrió paso a base de amenazas apuntando con su arma y continuó caminando luego de apuntar a otros reporteros.

En tanto, el periodista pidió al director de la Policía Ministerial llamar a sus elementos a la calma, y respeto para la prensa, pero el funcionario sólo lo ignoró.

Después de unos minutos y cuando los policías se vieron exibidos por las transmisiones en vivo, estos se alejaron luego de replegar a los reporteros y vecinos. (Agencia Periodística de Investigación)