*** Célula criminal entra a los pueblos y la cabecera; saquea gasolina, negocios, casas y con la gente “hacen lo que quieren”

*** Hay familias que han preferido huir, por miedo; lamenta el alcalde

Edgar de Jesús/API

Chilpancingo, Gro. 15 de Enero del 2019.- Por lo menos desde hace dos años, grupos de la delincuencia organizada mantienen sometidos a los pueblos de José María Izazaga, incluida la cabecera municipal, Coahuayutla, en la Costa Grande de Guerrero, realizando irrupciones violentas para saquear casas, negocios, la gasolinería y, “hacen lo que quieren con la gente”, incluso asesinar.

La última irrupción fue apenas el lunes pasado, y producto de ello hubo una menor de edad herida por arma de fuego, pero además, se generó una psicosis que ha venido creciendo y está provocando el desplazamiento de los pobladores.

El presidente municipal, Rafael Ramírez Martínez clamó este día a los gobiernos estatal y federal, envíen apoyo permanente en materia de seguridad debido a los constantes hechos de violencia que se han registrado.

“Antier, esas 70 personas entraron por la comunidad de Galeana y se van a la cabecera”, recordó, motivo por el cual resaltó, “la ciudadanía ya está cansada, enfadada, que todo el tiempo vienen, saquean las tiendas, hacen con la gente lo que quieren, saquean la gasolinera y les roban el dinero”.

“Si viera que desmadre y que tristeza da ver la gente que está asustada, da tristeza y que la gente agarra su maleta y se está yendo”, agregó el edil.

“Vienen y me lloran a mí y ya mero me hacen llorar también, la tristeza de lo que está pasando en el municipio y yo qué puedo hacer”, lamentó.

El presidente municipal negó que desde el mes de noviembre pasado haya recibido seguridad personal, pero acelto que sí la ha requerido: “he mandado oficios al gobernador, he mandado oficios a todas las dependencias de gobierno y a hasta la vez no he tenido ninguna respuesta favorable”.

El edil impulsado por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), explicó que en el mes de Noviembre envió el Gobierno del Estado seguridad al municipio, y la sorpresa que se llevó fue que al siguiente día no supo más de los elementos comisionados.

“Yo lo que quiero es, oiga, yo no quiero seguridad para mí sino pa’l municipio, yo lo que quiero es que el municipio tenga la seguridad suficiente para que la ciudadanía pueda realizar su trabajo como debe de ser, cosa que no he tenido respuesta favorable”, insistió.

El alcalde también pidió entrevistarse con el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con la finalidad de solicitarle la seguridad que tanto ha requerido.

“Me siento solo, soy del partido (Morena), pero aquí en el partido de Guerrero pues es del Partido Revolucionario Institucional (el gobierno) y me ven como un ajeno, ahora sí que me da tristeza conmigo mismo porque yo veo que me ven como persona de otro partido, como si me viera como un pecado de que yo fuera de Morena”, acusó.

Adelantó que a falta de interés de sus compañeros de partido que hoy ostentan cargos públicos de mayor relevancia, solicitará una reunión con los senadores de la República, Félix Salgado Macedonio y Nestora Salgado Rodríguez, así como con el delegado del Gobierno Federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Cruz, para pedirles que, “no me dejen solo, porque me siento solo en esta situación”.

Seguridad momentánea

El alcalde aceptó que actualmente hay seguridad en el municipio a raíz de la última irrupción violenta del grupo criminal liderado por un personaje identificado como “El Ruso”, que opera en la Costa Grande, pero advirtió que la presencia de militares, marinos y policías estatales, es momentánea.

“Yo estaba contento porque pensé que ya se iban a quedar, que ya iba haber tranquilidad”, sin embargo el miedo crece cuando la población sabe que los oficiales estarán solo unos días, porque temen que los delincuentes “ahora si los maten” por haber atendido a los policías.

“Si se van, va a ser peor para nosotros porque nosotros atendemos a los policías bien, con ganas de que permanezcan y sientan confianza con la gente, pero si se van, ahora si nos van a matar”, expuso Ramírez Martínez.

Durante una entrevista de más de 13 minutos con este reportero, el alcalde pidió una y otra vez que se destacará que es necesaria la presencia permanente de las fuerzas militares y policíacas.

Municipio fantasma

Derivado de la situación de inseguridad que se vive en el municipio de José María Izazaga, decenas de pobladores de las diferentes localidades así como de la cabecera, han optado por huir y refugiarse en el vecino estado de Michoacán.

Lo que buscan es seguridad y bienestar, indica el alcalde, y quienes permanecen en el municipio se sienten inseguros, temerosos.

“Yo quiero hablar con la verdad con la gente, porque la gente somos humildes en este municipio y no nos merecemos eso que está pasando”, destacó.

El alcalde dijo no tener en este momento un balance o cifra de la gente que ha salido, pero aceptó que si esto sigue así, pronto el municipio será “fantasma”.

Amenazas de muerte

El presidente denunció una vez más que a través de personas y llamadas telefónicas, ha recibido constantes amenazas de muerte.

Recordó que en varias ocasiones ha sido emboscado desde su precampaña política, el año pasado, y al llegar a la presidencia municipal también ha sido víctima de atentados. “Estoy vivo por gracia de Dios y no es chisme, el pueblo es testigo de todo lo que he vivido”, dijo.

También reveló que civiles armados le han solicitado reuniones a las que se ha negado a acudir, asumiendo que de hacerlo, “ellos son los que van a mandar y yo voy a estar abajo de su mando, y (dicen) que me van a matar, amenazan diario”.

Aceptó que tiene miedo, que teme por su integridad física y por tanto toma medidas de seguridad, por ejemplo, tiene que cambiar a diario de número telefónico. (Agencia Periodística de Investigación)