*** Se deben 8 millones de pesos correspondientes a los meses de Octubre y Noviembre

Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 03 de Diciembre de 2018.- A dos meses de que Irma Lilia Garzón Bernal asumió la dirección de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH), la paramunicipal incrementó su deuda con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Los sistemas de bombeo de agua situadas en las localidades de Acahuizotla y Mochitlán, no están funcionando a consecuencia del corte de energía eléctrica, lo que ha provocado a la vez que la mitad de la población de la capital se quedara si el vital líquido en sus hogares.

Ese problema desencadenó una primera protesta de parte de personas de la colonia Cooperativa de esta ciudad, quienes alrededor de las 9:19 de la mañana del sábado pasado bloquearon la avenida principal de ese asentamiento humano para exigir a las autoridades el suministro del elemento.

En entrevista este lunes al término de los honores al Lábaro Patrio realizados en la explanada de la Plaza Cívica Primer Congreso de Anáhuac, la directora del organismo, Irma Lilia Garzón Bernal detalló que la deuda de la CAPACH asciende a 8 millones de pesos, de los cuales 3 millones se contrajeron en octubre, es decir en el primer mes de su llegada a la administración.

“Ya iniciamos con nuestro primer adeudo del primer mes, el de octubre, que nos acaba de llegar de 3 millones de pesos, pero estamos viendo cómo resolverlo y esperemos que diciembre lo terminemos sin ningún adeudo”, confió.

La también ex candidata a diputada federal por el PRD, dijo que muchas de las deudas que ha contraído la paramunicipal son porque los habitantes no están pagando el servicio.

“De 40 mil usuarios que hay, sólo 8 mil están haciendo sus pagos; ese es el problema, que la gente no acude a saldar sus pagos correspondientes”, especificó.

Dijo que la paramunicipal está siendo tolerante con la población en el sentido de que a todas las familias se les está suministrando el vital líquido; sin embargo, amagó con recortarles el servicio en caso de que no ejecuten los pagos. “Les ha llegado a todos, pero ya se van a tomar medidas de corte de drenaje, de agua”.

Según la funcionaria, dichas medidas se implementarían a partir del mes de enero de 2019, “y así la gente se vea obligada a pagar el agua”.

A finales del mes de octubre, Irma Lilia subrayó que la morosidad de los usuarios del servicio de agua potable alcanza los 190 millones de pesos.

El sector más moroso corresponde a los usuarios de la red doméstica, quienes adeudan 110.5 millones de pesos. (Agencia Periodística de Investigación)