*** Hay siete vehículos dañados, algunas casas y una barda perimentral; no hubo muertos o heridos

*** Dentro de un vehículo se manipuló un tanque de gas, para generar la explosión: Fiscalía

Acapulco, Gro. 03 de Abril del 2019.- Un «coche bomba» estalló cerca de la casa de justicia en el poblado de Xaltianguis, municipio de Acapulco, donde se encuentran establecidos policías ciudadanos de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), liderados por el comandante regional Ernesto Gallardo Grande.

Tras el atentado no se reportaron personas lesionadas, pero sí temor entre la población que se encerró en sus casas durante el resto del día.

Los hechos ocurrieron poco antes de las 17:00 horas de este miércoles cuando hombres desconocidos a bordo de un vehículo, lo estacionaron unos metros delante de la comandancia, a un costado de un terreno baldío, mismo que posteriormente explotó.

En el lugar quedó el vehículo Nissan tipo Sentra despedazado, pero la explosión alcanzó otra unidad tipo urvan que se encontraba estacionada, misma que también quedó despedazado.

La explosión provocó a su vez que las ventanas de varias viviendas cercanas a la zona se reventaran, además de que se desprendieron ladrillos y tabiconea de una barda perimentral.

El estallido generó temor entre vecinos del poblado que manifestaron su sentir a través de redes sociales, informando que hubo al menos dos explosiones casi simultaneas que escucharon.

«La gente, luego de la explosión se asomó por la ventana y al ver que no había riesgo salieron de sus casas para observar el incidente de violencia», cita un usuario de Facebook.

Minutos después del estallido policías ciudadanos activaron protocolos de seguridad.

De confirmarse el atentado bomba, esta sería la primera ocasión que se registra un atentado de esta magnitud en Guerrero. Algunos hechos similares se han suscitado en los estados de Tamaulipas, Sinaloa, Tijuana Baja California, entre otros.

Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE), acompañados por elementos castrenses, estatales, ministeriales y estatales, realizaron las investigaciones en el lugar de los hechos.

Solo fue un vehículo: Bruno Placido

Vía teléfonica, el líder de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio confirmó que solo fue un carro el que explotó cerca de la comandancia, y que en coordinación con las autoridades gubernamentales encargadas de la aplicación de justicia, trabajan de manera conjunta a fin de establecer el tipo de artefacto que tenía el vehículo que estalló.

Placido Valerio llamó a los miembros de la UPOEG que se encuentran distribuidos en diversos puntos del estado, para que estén «alertas», para establecer un nuevo sistema de coordinación y evitar que en otras coordinaciones se registre un nuevo incidente que pueda causar daño a los integrantes de la policía ciudadana.

Atentado en contra del comandante de la UPOEG

Cabe recordar que el pasado 02 de Marzo, una vivienda, propiedad de la familia del comandante regional de la UPOEG, Ernesto Gallardo Grande, fue atacada a tiros por hombres armados en el poblado de Xaltianguis.

En la madrugada de ese día, un taxista fue asesinado a balazos y una mujer resultó herida. Al siguiente se registró un nuevo enfrentamiento donde quedó hombre ejecutado.

Después de los hechos, el dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio confirmó la agresión.

No obstante, el pasado 04 de Marzo, elementos federales y militares intentaron desarmar a los policías ciudadanas de la UPOEG, después de que las fuerzas estatales, federales y de la Sectretaría de la Defensa Nacional (Sedena), sitiaron la casa de justicia en el poblado de Xaltianguis, lo que provocó el cierre de la carretera federal Acapulco-México por casi cuatro horas por parte de los pobladores.

Fue un tanque de gas manipulado: Fiscalía

Sobre los hechos de este miércoles, la Fiscalía General del Estado informó que se trató de una detonación de un artefacto dentro de un vehículo, y precisó que fueron siete vehículos los dañados.

«Esto de acuerdo al dictamen de peritos de la Fiscalía en la zona antes mencionada misma que fue acordonada, situación derivada de la explosión de un tanque de gas (cilindro), el cual habría sido manipulado previamente para el incidente», indicó el vocero Roberto Álvarez Heredia.

El Fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila y el Secretario de Seguridad Pública Estatal, David Portillo Menchaca, aseguró, «de manera inmediata acudieron al lugar de los hechos».

Dijo que el titular de la Fiscalía dirigió las diligencias del ministerio público para la integración de la carpeta de investigación correspondiente.

En el citado poblado ubicado en la zona rural del municipio de Acapulco, donde se desplegaron elementos de la Secretaria de la Defensa Nacional, Policía Federal, Policía Estatal y Agentes Ministeriales, con el propósito de iniciar la búsqueda de los responsables por este hecho.

«Así también elementos de la Secretaría de Protección Civil del gobierno del estado para realizar los protocolos necesarios en resguardo de la ciudadanía y coadyuvar en los dictámenes finales de la investigación», añadió el vocero.