Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 28 de Febrero del 2019.- A pesar de que el Gobierno Federal ha señalado que no desaparecerá estancias infantiles, la tarde de este jueves el delegado especial, Pablo Amilcar Sandoval anunció que también se suspende el pago de seguros para los infantes que financiaba la Secretaría de Desarrollo Social, ahora Secretaría de Bienestar.

En conferencia de prensa, el delegado especial aseguró que de 129 millones de pesos que era destinados al programa de subsidio para estancias infantiles, 95 iban directo para los menores, y el 16 por ciento para gastos de operatividad, como seguros y material didáctico, además de 70 mil pesos que se otorgaban para la habilitación o remodelación de inmuebles.

Además afirmó, sin presentar pruebas, que en Guerrero de 315 estancias que operaban, sólo 54 cumplían con los estándares de calidad, mientras el resto tenía deficiencias en instalaciones, alimentación, es decir, no cumplían con los requisitos para operar, pues los diagnósticos eran alterados por los supervisores.

Entre las irregularidades más comunes que se han detectado en los primeros diagnósticos que ha hecho el nuevo gobierno, insistió, son listas infladas donde se cobraba el subsidio por menores que aún no recibían el subsidio, además de que algunas estancias, cobraban a los beneficiarios cuotas extras de entre 500 y mil 400 pesos.

De ahí la determinación del presidente de que ahora los beneficios sean entregados de manera directa a madres y padres solteros o tutores, para que sean ellos quienes elijan la estancia a la cual llevar a sus hijos, siempre y cuando cumplan los estándares establecidos por la Federación, sin embargo, nada dijo del alto número de estancias que están cerrando.

En las nuevas reglas de operación que serán dadas a conocer en los próximos días, dijo que se informará que para que las estancias sigan en operación deberán aprobar filtros y certificaciones que estarán a cargo de la Secretaría de Salud y del Sistema DIF de la Federación, y cada establecimiento deberá costear los gastos de operación, así como los seguros.

La intención de dicha conferencia fue para negar que sólo 23 municipios vayan a ser beneficiados, aunque confirmó que las zonas prioritarias serán las indígenas, y son las que aparecen en el listado.

Aseguró que el programa no excluirá a ninguna persona pero se dará prioridad a zonas indígenas, de alta y muy alta marginación, como es la dinámica de todos los programas que está poniendo en marcha el Gobierno Federal.

Insistió en que ya no será responsabilidad del gobierno el pago de seguros para los infantes que acudían a las estancias, y cada una de ellas deberán hacerle cargo de estos costos, pues insistió en que son entes privados que ofrecían Educación Inicial, pero con subsidio gubernamental.

Por otra parte, señaló que la SSA y el DIF vigilarán que no se beneficien del programa, personas que estén dentro de otros sistemas de seguridad social, como el IMSS, ISSSTE, Pemex, además de que niños que rebasan los tres años de edad sigan en el sistema de guarderías.

Sin embargo, reporteros le preguntaron que pasará si las guarderías del IMSS o ISSSTE son insuficientes, a lo que respondió con un «no sé». (Agencia Periodística de Investigación)