Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 02 de Mayo del 2019.- Maestros de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación (CETEG) irrumpieron este jueves en la sede del Congreso Local, donde realizaron destrozos de mobiliario, equipo de cómputo y otros aparatos, como parte del paro de 48 horas convocado en protesta contra la Reforma Educativa, que precisamente fue rechazada por el Senado de la República.

Un contingente de alrededor de mil 500 maestros marcharon de sus oficinas sindicales al Congreso, a donde arribaron alrededor del mediodía, llamaron a los diputados a dialogar, pero al momento de abrir las rejas un grupo de manifestantes con los rostros cubiertos, portando tubos y cadenas se introdujeron al inmueble de manera violenta.

Una comisión integrada por tres diputados de la fracción de Morena salieron para intentar dialogar, pero los docentes aclararon que no querían dialogar, de lo contrario, darían una muestra de la indignación que hay en el magisterio Guerrerense por la aprobación de leyes que vulneran sus derechos y el derecho de los mexicanos a la educación.

Incluso lanzaron botes de agua, pedazos de madera y piedras contra los diputados, y luego se introdujeron, rompieron puertas de cristal de la biblioteca, en el área de oficinas rompieron monitores de televisión, computadoras, puertas de madera, arrojaron sillas contra los escritorios, rompieron papelería.

Ante la mirada de los diputados, ingresaron a la sala de plenos, tiraron las sillas, arrancaron cables del sistema de votación electrónica que recientemente instalaron con un costo de más de siete millones de pesos, y que aún no había sido utilizado.

También irrumpieron en la cafetería, rompieron lozas, cafeteras, y de ahí se dirigieron a la cabina de audio y video, arrancaron consolas, destruyeron equipo, echaron agua sobre monitores y pantallas, voltearon los escritorios y cajones.

Posteriormente ingresaron a la biblioteca, de donde desprendieron lonas, extintores de fuego, rompieron una puerta de cristal y sustrajeron cajas de archivo a las cuales les prendieron fuego en la entrada principal.

Durante el mitin que realizaban sobre la Avenida Trébol Sur, fuera del Congreso, fue retenido durante 10 minutos un elemento de la Policía Estatal, quien llevaba equipo antimotines al acercarse a tomar fotos, sus compañeros lo dejaron y huyeron; pero casi de manera inmediata fue liberado.

En esta marcha participaron alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa «Raúl Isidro Burgos», miembros del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (SUTCobach), quienes se sumaron al paro de 72 horas convocado por la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE). (Agencia Periodística de Investigación)