*** Han sido asesinados más de 300 menores en los últimos 9 años

*** En los últimos 3, mas de 300 niñas y niños quedaron en la orfandad

API

Chilpancingo, Gro. 29 de Abril del 2019.- La narco violencia que se ha registrado en Guerrero ha dejado en los últimos 9 años más de 300 menores asesinados y, de 2015 a la fecha, más de mil niños han quedado sin padre, madre o ambos.

Parte de las cifras anteriores fueron arrojadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), al precisar que tiene registrados desde el 2010, 343 casos de menores de edad asesinados; 162 son niños y 181 niñas.

En tanto, un informe la United Nations International Children´s Emergency Fund (Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF), detalla que tan solo en este trienio, más de mil infantes en Guerrero han sufrido la pérdida de padres, derivado de la violencia.

Esto sin contar la violencia de que han sido objeto los menores de edad, tras el desplazamiento de sus hogares por la Delincuencia Organizada.

Otro reporte emitido por parte del INEGI señala que de 2016 a la fecha murieron en Guerrero un total de 225 infantes de entre cinco y 14 años de edad, de los cuales 50 fueron por accidente, 40 por tumores malignos y 28 casos por agresiones –homicidios-.

En el 2017, complementa, fueron asesinados 53 adolescentes, siete niños y un bebé en el estado.

Los municipios donde se presentaron estos hechos de violencia son: Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Copalillo, Mártir de Cuilapan, Tixtla, Mochitlán, Coyuca de Benítez, Petatlán, Chilapa y Zihuatanejo.

Entre estos estacan los homicidios dolosos por disparo de arma de fuego, menores decapitados, desmembrados, degollados o estranguladas con torniquete.

En el 2018 fueron asesinados cinco menores de edad y dos bebes de cuatro y siete meses, por citar algunos casos de asesinatos.

El 08 de Enero, dos mujeres y un hombre integrantes de una familia –entre ellas una adolescente de 16 años-, fueron degollados al interior de su domicilio en la comunidad de San Jeronimito. El 26 de enero una joven que desapareció con su bebé y su esposo, fue encontrada decapitada dentro de la batea de una camioneta junto con su hija viva en una hielera, en Chilapa de Álvarez.

El estatus de UNICEF indica que tan solo en este trienio se tienen contabilizados más de mil casos de menores de edad que viven en la orfandad debido a la muerte o asesinato de alguno de los tutores –padre, madre o ambos-, derivado de la Ola de Inseguridad y Violencia que ha aumentado en este periodo.

Detalla que en Guerrero existen aproximadamente tres mil 700 niños y adolescentes que han salido de sus hogares desplazados por la violencia, de las comunidades de los municipios de San Miguel Totolapan, Ajuchitlán del Progreso, así como de la sierra de Heliodoro Castillo, entre otros municipios de Tierra Caliente y región Centro.

Sin embargo existen contrastes ya que muchos de los adolescentes, en su mayoría de 13 a 17 años, han utilizado las redes sociales para mostrar el trabajo que desempeñan, muchos de ellos dentro del Crimen Organizado.

Los menores se muestran a través de fotografías empuñando armas de grueso calibre o en los vehículos que se desplazan en las diferentes zonas del estado de Guerrero, principalmente en la parte alta de la Sierra.

No obstante, en la Montaña Baja y Alta de Guerrero, algunos niños han acudido a diversos recorridos en busca de narco fosas, acompañando a sus seres queridos para tratar de localizar los restos humanos de sus padres. (Agencia Periodística de Investigación)