Chilpancingo, Gro. 10 de Enero del 2019.- Luego del asesinato del ex Policía Ministerial Rey David en la puerta de la Fiscalía General del Estado, el fiscal Jorge Zuriel de los Santos ordenó retirar los expendios de comida que están ubicados a las afueras de las oficinas centrales de dicha dependencia, lugar en el que ocurrió el asesinato.

En un acto desesperado los comerciantes hicieron un llamado a los medios de comunicación para realizar la denuncia pública en torno a la amenaza de desalojo por parte de autoridades de la misma Fiscalía y el Gobierno Municipal de Chilpancingo.

Los dueños de los pequeños establecimientos de comida se dijeron vulnerables por la visible amenaza de desalojo del lugar que les da el sustento para sus familias, y vieron con malos ojos que la Fiscalía y el Ayuntamiento pretendan concretar esta acción “como para tratar de resolver el crimen”.

En la parte exterior de las oficinas de la Fiscalía de Guerrero se instalaron desde hace varios años dos negocios de comida y una papelería que dan servicio a los trabajadores de la Fiscalía, y pese a que hay varias cámaras de seguridad al exterior del inmueble, la primera acción que pretende realizar el fiscal, dijeron, es el retiro de estos negocios y no la revisión del buen funcionamiento de su equipo de vigilancia.

Además, los comerciantes externaron su preocupación por el asesinato registrado el miércoles en el lugar, pues los ministeriales que se encuentran en la entrada del estacionamiento y oficinas de la Fiscalía, nada hicieron por defender a su ex compañero sino todo lo contrario, corrieron al interior dejando en indefensión a todos los civiles que estaban al exterior. (Agencia Periodística de Investigación)