***”No va haber ninguna trampa para llegar a la verdad”, se compromete ante padres de los 43

*** Retumba en Palacio Nacional “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Guerrero.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, firmó este lunes su primer decreto presidencial para llegar a la verdad del Caso Ayotzinapa, y ante los padres y madres de los 43 se comprometió a que no habrá “ninguna trampa para llegar a la verdad”.

A los padres de los 43, a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos, expuso que con la firma de este convenio se inicia con la búsqueda de los jóvenes de Ayotzinapa, con este decreto se ordena a todo el gobierno para que se preste todo el apoyo a la comisión que se va a integrar.

“Les aseguro que no habrá impunidad, ni en este caso tan triste, doloroso, ni en ningún otro, nos hemos propuesto y ese es el compromiso, acabar con la corrupción en el país”, reiteró el titular del Ejecutivo Federal.

Les pidió tener confianza, y que no le debe nada a ningún grupo de interés creado, sólo un amo, que es el pueblo de México, “ganamos a pulso con el apoyo de la gente, con el apoyo del pueblo que es el soberano y es a quien le tengo respeto a y lealtad, por eso no va haber ninguna traba, ningún obstáculo para llegar a la verdad”.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, recordó ante los padres y madres el compromiso de campaña de este gobierno, se esclarecería la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, ocurrida hace 50 meses el 26 y 27 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero.

“La comisión que se crea por virtud del decreto que usted firma y que sera publicado mañana mismo en el Diario Oficial de la Federación tiene un fin y único propósito, el compromiso de investigar los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, entre el 26 y 27 de septiembre, investigar con objetividad e imparcialidad”, dijo.

Al frente de la Comisión para la Verdad, estará el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, la cual tendrá como finalidad dar con los responsables de la desaparición de los estudiantes, sin importar quienes sean, o que cargo ocupaban cuando ocurrieron los hechos.

“Con el corazón estrujado estamos aquí, frente a los padres y madres, abuelos y abuelas, a las hermanas y hermanos de los 43 desaparecidos, les manifestamos que pondremos todo nuestro esfuerzo, todas nuestras capacidades, todos nuestros conocimientos para llegar a la verdad y dar así una respuesta a cada uno de los familiares”, indicó.

Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, dijo que es el primer paso de muchos más que dará este nuevo gobierno, en la construcción del proceso de pacificación y reconstrucción del país para que las víctimas de la violencia y del abuso de autoridad tengan acceso a la justicia.

El funcionario, reconoció que la desaparición de los 43, es una de las más graves violaciones a los derechos humanos en la historia reciente del país, por lo que está comisión tiene el objetivo de reparar las violaciones y hacer justicia.

La Comisión retomará las investigaciones realizadas y los informes emitidos por distintos organismos de Derechos Humanos, como la CNDH, estudios del Alto Comisionado de la ONU, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), incluso la investigación trunca de la PGR, para revisar las líneas que fueron desestimadas.

Instruyó a los organismos públicos del Gobierno Federal a facilitar la información o pruebas que puedan coadyuvar al esclarecimiento de los hechos con que cuenten, bajo la premisa de que no podrá ser clasificada como reservada aquella información relacionada con violaciones graves a derechos humanos o delitos de lesa humanidad.

Al grito de “Porque Vivos se lo llevaron, vivos los queremos”, se firmó el decreto presidencial, seguido de “Ayotzinapa vive” y el posterior conteo del 01 al 43.
En un acto fue celebrado en Palacio Nacional, encabezado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador; con la presencia de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas Rodríguez; el general Luis Crescencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional; el Almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina; Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud.

María Martínez Ceferino, Madre de Miguel Ángel Martínez, a nombre de los padres y madres, pidió que este decreto se cumpla y que el gobierno que inicia camine a lado de las víctimas hasta dar con el paradero de sus hijos, “pónganse un día siquiera en nuestro lugar para que sientan lo que es tener un hijo desaparecido”.

“Es muy difícil sentarse a la mesa y ver que está una silla vacía, hay una cama que falta el hijo, nosotros como padres le pedimos a usted como padre, que nos ayude y nos saque de este basurero que nos dejó Peña Nieto, gánese la confianza, porque ya no confiamos en nadie, pero tenemos un poco de esperanza”, dijo ante el presidente. (Agencia Periodística de Investigación)