Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 18 de Febrero del 2019.- Pese a los adeudos con los trabajadores, la directora de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), Irma Lilia Garzón Bernal abultó la nómina de este organismo con al menos 30 personas; denunció el secrerario general de la sección 32 del Suspeg, David Encinas López.

Cada uno de ellos percibe un salario quincenal de más de 5 mil pesos cuando cuentan con tan sólo cinco meses de labor. Mientras que los que han cumplido más de 15 años de antigüedad, reciben un salario de entre 2 a 4 mil pesos.

Entrevistado este lunes, el líder detalló que la mayoría de trabajadores son recomendados del presidente Antonio Gaspar Beltrán para cumplir con sus compromisos políticos que hizo con ellos durante su campaña.

“Los trabajadores que yo he visto son del PAN y del PRD”, especificó Encinas López, partidos políticos que llevaron al edil al triunfo en las elecciones pasadas, y con los cuales participó de la mano Garzón Bernal para una diputación federal, sin obtener resultados favorables.

La Capach tiene un adeudo de 12 millones de pesos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), lo cual ha causado el corte del servicio en diversas ocasiones, y provocando a la vez que decenas de familias se queden sin el suministro de agua potable.

Además, la paramunicipal aún no paga las prestaciones que dejó sin solventar la administración pasada con los trabajadores muchos de los cuales son sindicalizados, como es el caso de los agremiados del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg).

A esta última organización, las prestaciones que el gobierno local debe, son: estímulos económicos, becas, despensas, uniformes y calzado para aquellos trabajadores de campo. Las cuales ascienden a más de 6 millones de pesos.

Mientras tanto, en lo que va de su administración, Garzón Bernal, y Gaspar Beltran ya deben seis vales de despensa, estímulos económicos y dotación de calzado y uniformes.

Encinas López lamentó que las autoridades locales estén engrozando la nómina de la Capach con almenos 30 trabajadores administrativos, en medio de las supuesta crisis financiera que vive el Ayuntamiento y este organismo.

El próximo jueves, los de la sección 32 del Suspeg llevarán acabo una asamblea para determinar las acciones que van a realizar ante la falta de respuesta a sus demandas. (Agencia Periodística de Investigación)