Jonathan Cuevas/API

Iguala, Gro. 07 de Marzo del 2019.- Durante ocho horas, habitantes de San Agustín Oapan bloquearon el crucero carretero que conecta a las ciudades de Iguala, Chilpancingo y Tepecoacuilco de Trujano, para exigir a las autoridades que pongan fin al conflicto agrario que lleva más de 50 años, con la comunidad de San Miguel Tecuiciapan.

Eran más de 400 pobladores que llegaron a las 9:30 horas a la carretera federal México-Acapulco, a la altura del Rancho del Cura que es donde se encuentra la desviación hacia Tepecoacuilco, municipio al que pertenece dicha localidad.

Al frente de los manifestantes venía el ex regidor peiista Florencio Morales Nava, quien acusó al Gobierno del Estado y al Federal, de no querer resolver el conflicto a pesar de que existen resoluciones de los Tribunales Agrarios.

Los manifestantes bloquearon de forma total la carretera y exigieron que se ponga un fin a esta situación que ha dejado incluso derramamiento de sangre en diversas ocasiones.

Durante el bloqueo mostraron lonas y pancartas con diversas leyendas, y precisaron que también había habitantes de Ahuelican y Analco que respaldaba su movimiento, y que en caso de que no se diera fin a este conflicto por la disputa de tierras, varias comunidades podrían salir afectadas.

San Agustín y San Miguel se disputan desde hace más de 50 años un terreno de más de 3 mil hectáreas en la zona del Alto Balsas, sin que las autoridades municipales, estatales y federales hayan podido destrabar el conflicto.

Dos horas después de iniciada la protesta, arribaron Felipe Adán Ramírez y Ingacio Ocampo Zavaleta, funcionarios estatales, quienes invitaron a los manifestantes a retirar el bloqueo y ofrecieron un diálogo con el delegado regional Erit Montufar Mendoza, pero la respuesta fue negativa.

Como segunda opción, les pidieron que el bloqueo fuera intermitente para no afectar tanto a la ciudadanía de Iguala y Tepecoa, y a los automovilistas de otras regiones que cruzaban por ahí, pero tampoco Aceptaron

A las 15:25 horas los funcionarios se retiraron a la ciudad de Iguala y fue hasta las 16:50 horas que abrieron un carril para que cruzaran los automóviles, a cuyos conductores les pedían una cooperación. (Agencia Periodística de Investigación)