Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 07 de Enero del 2019.- No hay fecha para que los desplazados de la Sierra regresen a sus comunidades porque aún no hay condiciones de seguridad en esa zona de la región Centro de Guerrero; reveló Roberto Álvarez Heredia, vocero de la Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz (CECPG).

Entrevistado este lunes al término del Homenaje al Lábaro Patrio en las instalaciones de Palacio de Gobierno en Chilpancingo, el funcionario recordó que las autoridades preparaban un operativo para que las y los afectados pudieran retornar a sus domicilios antes del 24 de diciembre, pero por la violencia ya no pudo realizarse.

“En el momento que se planteó esta necesidad de las familias de regresar a sus hogares, se analizó el lugar (Xochipala-Filo de Caballos), y se observó que no se podían cumplir las garantías de seguridad total”, reconoció.

No obstante, informó, ya se afina otro operativo especial en el cual participarán efectivos de la Sedena, elementos de la Policía Estatal y dependencias como la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) y de Salud “para efecto de garantizar la seguridad de las familias”.

En caso de concretarse, dichas tareas serían también para que los centros de salud y escuelas, ubicadas en poblados del Filo Mayor, sean reabiertas, luego de que los docentes y personal médico y de enfermería los abandonaran por el conflicto armado que suscitó en esa zona entre presuntos policías comunitarios de Tlacotepec y sicarios del Cártel del Sur.

“Estamos a la espera de que haya una nueva información en el sentido de cuándo se va a iniciar todo este operativo: tiene que ser un operativo muy bien planeado, muy bien cuidado para efecto de garantizar la seguridad de las familias”, indicó.

El próximo sábado 12 de enero las familias de al menos 6 comunidades de los municipios de Leonardo Bravo y Eduardo Neri cumplirán dos meses albergadas en un auditorio en Chichihualco. (Agencia Periodística de Investigación)