*** Han cerrado 10 guarderías en la Región Norte

Jonathan Cuevas/API

Iguala, Gro. 17 de Febrero del 2019.- Tan solo en la Región Norte del Estado de Guerrero han cerrado 10 Estancias Infantiles ante la falta de subsidio del Gobierno Federal, mientras que en el resto que sobreviven, el 50 por ciento de los niños dejaron de asistir; informaron responsables y padres de familia de guarderías en Iguala.

Al mediodía de este domingo, las administradoras ofrecieron una conferencia de prensa en la guardería «Mi Primavera», en el Centro de la Ciudad, acompañadas de padres, madres de familia, abuelos y maestras.

Xitlali Miranda, responsable de este Centro de Atención Infantil, dijo que la mayoría de lestancias tienen personal con perfil profesional, maestras que se encargan del cuidado infantil, supervisiones constantes y certificados de calidad.

«Tenemos cursos de Cruz Roja, cursos de Protección Civil, instituciones públicas y privadas que el Gobierno Federal se ha dado a la tarea de impartirnos capacitaciones y profesionalización. ¿Por qué? Porque los niños son muy importantes», señaló.

Invitó a los representantes de medios de comunicación a hacer un recorrido en las instalaciones de su Estancia Infantil, y visitar en conjunto otras más, para que documentaran que las guarderías son lugares seguros y debidamente acondicionados para el cuidado de los niños, y comprueben que no son lugares improvisados «en el garage de las casas».

Pidió a los actores políticos de Guerrero que sin distingos partidistas luchen por el derecho de los niños, porque actualmente ni las responsables de estancias ni los papás de los niños que atienden, tienen el recurso para poder continuar otorgando los cuidados y la educación inicial de los pequeños.

Aclaró que las estancias tiene las condiciones para poder operar de manera particular, pero el programa de guarderías nació con el corazón de atender a los niños más vulnerables, aquellos que no tienen los recursos para pagar un servicio privado.

«Son niños que en el momento en que se retire el subsidio como ya pasó en estos dos meses de enero y febrero, dejaran de asistir, porque ya en la mayoría de las estancias el 50 por ciento de los niños ha dejado de asistir», lamentó.

«La crisis nos superó»

Zaira Aguilar Tovar es una de las responsables que decidieron cerrar las puertas de su guardería ante la imposibilidad de poder sostener los gatos del Servicio.

Su guardería, «Freinet», ubicada en la calle Alarcón esquina con Escobedo en el Centro de Iguala, dejó de operar el 15 de febrero pasado.

«No hemos tenido pago de Enero, Febrero, y lamentablemente la cuota de corresponsabilodad que tienen que pagar los padres que asciende desde los cero pesos hasta los 600 mensuales, no alcanza», lamentó.

Dijo que en su caso tiene que pagar una renta de 8 mil pesos al mes, luz comercial que son aproximadamente 3 mil 500 pesos al mes, sueldo para asistentes que son unos 24 mil pesos mensuales, además de los gastos como seguro social, carpeta de Protección Civil, extintores y los gastos del comedor.

«Me duele mucho ver esta situación, me duele mucho que mis niños ya no van a tener un espacio a donde asistir porque los papás no pueden pagar una cuota muy alta», añadió.

Zaira lamentó que la crisis la superó, igual que a la maestra Rogelia Deloya, responsable de la estancia ubicada en el poblado de Coacoyula; la única en ese lugar ubicado en una zona altamente violenta, y donde la migración es la principal fuente económica.

El pasado viernes fue el último día que abrió sus puertas, relato la profesora, agregando que no ha desmantelado porque esperará hasta el día 28 de Febrero que es la fecha límite para que el Gobierno Federal publique las nuevas reglas de operación del programa, aunque por las declaraciones del presidente, dijo, las dejan sin esperanzas. (Agencia Periodística de Investigación)