*** “Va a correr mucha sangre, si entra la UPOEG, porque el pueblo la rechaza”, advierte

Edgar de Jesús/API

Coahuayutla, Gro. 31 de Enero del 2019.- El presidente municipal de Coahuayutla, municipio asentado en la región Costa Grande, Rafael Ramírez Martínez solicitó al delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, se reúnan a la brevedad posible, para pedirle que las fuerzas federales retomen la seguridad en su municipio.

El alcalde se deslindó de la marcha que efectuaron el miércoles los habitantes de Coahuayutla, en demanda de la salida de la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG). “El pueblo se está manifestando, por el motivo de que no me dejan trabajar”; dijo.

Vía telefónica, el alcalde miembro del partido político lopezobradorista, Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), pidió que el propio delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, sea quien respalde y brinde apoyo en materia de seguridad por parte del Gobierno de México.

“Le digo a Amílcar que me ayude, que somos compañeros, somos del mismo equipo y que hay que darle para adelante y le pido su ayuda, pues me sentiría contento que saber que me está echando la mano y se preocupa por el municipio”, señaló.

Y agregó: “yo le pido de la manera más atenta que nos eche la mano, que nos ayude, porque él se da cuenta de la problemática que traemos en el municipio”.

A pregunta expresa sobre si ha recibido apoyo de los Senadores de la República impulsados por MORENA, respondió que en días pasados acudió a la Ciudad de México (CDMX) con el fin de plantearles apoyo de seguridad militar y de la policía federal.

“Fui a tocar puertas con el senador Félix Salgado Macedonio, donde me atendió su suplente y me dijo que le iban a echar ganas, pero yo quisiera de la federación que me apoyaran y que fueran ellos quien tomaran el control del municipio”, insistió.

“Yo quiero que esté el ejército y la marina, que sean los que tomen el control del municipio porque ya ve que un delincuente no puede tomar las riendas del municipio, ora de donde sale que son buenos, ya que tantos daños nos han hecho, ahí está la muestra, el pueblo lo está diciendo”, sostuvo el alcalde, en clara referencia a la posible incursión de la Policía Comunitaria de la UPOEG.

Advirtió de un posible enfrentamiento m con la incursión de la Policía Comunitaria a la cabecera municipal, porque los pobladores han manifestado su rechazo a ese sistema de justicia.

Afirmó que con la marcha realizada el miércoles, el pueblo se manifestó para exigir el derecho que le corresponde en materia de seguridad; “y de no ser así pues va a correr mucha sangre de mucha gente, y no hay necesidad, podemos parar las cosas a tiempo, es el pueblo y yo en contra del pueblo no puedo estar, yo estoy por el pueblo y voy a estar con el pueblo”, sentenció. (Agencia Periodística de Investigación)