Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 21 de Febrero del 2019.- Las diferencias con el cabildo por la aprobación del presupuesto, son resultado de la pluralidad, pues las unanimidades pueden llegar a ser hasta sospechosas, refirió el presidente municipal de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán.

Al término de un acto en el Zócalo capitalino, dijo que es bueno que haya disidencias e instancias que vigilen la aprobación y aplicación de los recursos; esto, luego de incluso miembros de su propio partido lo acusaran de haber impuesto el presupuesto con un déficit de 60 millones de pesos.

Sobre la crítica de que la mayor parte del presupuesto fue destinado para la nómina, cuando no ha sido depurada, dijo, que ya están trabajando sobre esa situación tanto la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Auditoría Superior del Estado (ASE).

El martes pasado, regidores de Morena y el PRD, denunciaron que el alcalde, Antonio Gaspar Beltrán impuso y aprobó un presupuesto de egresos deficitario por 60 millones de pesos, lo que podría acrecentar la deuda del municipio.

En sesión celebrada un día anterior, el resto de los ediles y síndicos que sí votaron a favor del presupuesto de egresos, fue por un monto de 793 millones 852 mil 851.90 pesos, considerando que el presupuesto de ingresos aprobado fue por la cantidad de 743 millones 311 mil 516.43 millones de pesos.

Los regidores por Morena no sólo advirtieron de una crisis por la que atravesaría el municipio tras aprobar un presupuesto deficitario, sino también revelaron una serie de inconsistencias en la asignación de recursos para cada rubro lo cual podría agudizar el problema.

Lo anterior contradice el discurso que emitió Toño Gaspar en su toma protesta como presidente, en donde dijo que no permitiría actos de corrupción en su gobierno y transparentaría cada peso gastado.

Una de las anomalías que se detectaron es en la asignación de 2 millones 15 mil 174 pesos en materia de fertilizante, pese a que el Gobierno Estatal y Federal anunciaron que este insumo será gratuito para todos los campesinos de Guerrero, entre estos los de Chilpancingo.

Además, el edil perredista incrementó los recursos a la Secretaría de Servicios Públicos, por un monto total de 66 millones de pesos, si haber explicado el motivo. Esto se da en medio de la falta de “servicios oportunos y de calidad”, dijo por su parte la regidora Guadalupe Almazán Morales.

En materia de obra pública, los regidores no tienen claro que pasará con los 210 millones de pesos que se etiquetaron para este rubro, pues no se conocen el tipo y número de obras que se van a realizar.

Al tomar la palabra, la regidora de Hacienda, Alicia Camacho De la Cruz, compañera de partido de Gaspar Beltrán, señaló que el alcalde no ha transparentado la nómina del Ayuntamiento, por lo que se desconoce el número de personal que labora para la administración municipal.

Lo anterior, pese a que la funcionaria solicitud la información a la Presidencia desde octubre pasado, luego de que detectara que en su oficina tenía asignadas a 20 personas, de las cuales sólo 10 devengan su salario. (Agencia Periodística de Investigación)