CDMX .-La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (FGJ) está investigando una red de policías sospechosos de brindar protección a la banda de narcotraficantes Los Rodolfos, considerada como uno de los principales proveedores de violencia en la capital.

Se sabe que la organización delictiva controla más de 200 lugares de tráfico de drogas sólo en los distritos de Xochimilco y Milpa Alta, y que opera también en los distritos de Tlalpan y Tláhuac.

Según los informes de la investigación, la policía de la red cobra 200-500 pesos (11-27 dólares de los EE.UU.) por turno para que los miembros de la banda utilicen un lugar de tráfico de drogas con impunidad.

Durante las investigaciones, los agentes del FGJ descubrieron que cuando los agentes de policía detectaron su presencia, alertaron a los pandilleros que operaban en la zona activando las luces y las sirenas de sus coches patrulla, lo que frustró las operaciones.

Algunos agentes incluso investigaron a los agentes encubiertos del FGJ investigando sus operaciones con el pretexto de que habían «recibido denuncias de personas sospechosas» captadas por las cámaras de seguridad de la ciudad, según los informes.

El miércoles, el FGJ arrestó a David «El Gnomo» Castillo Hernández, de 36 años, identificado como un asociado del líder de Los Rodolfos apodado «La Cotorra».

El operativo realizado en el municipio de Xochimilco también dio como resultado la detención de Víctor Velasco Pereda, quien según las investigaciones actuó como enlace directo entre La Cotorra y la policía, posiblemente proporcionando sobornos semanales en efectivo.

Los Rodolfos es una organización criminal fundada por el ex convicto Rodolfo Rodríguez Morales tras separarse del Cártel de Tláhuac, liderado por Felipe de Jesús Pérez Luna, alias El Ojos, quien fue asesinado a tiros en julio de 2017 durante un enfrentamiento con los marines.