*** Tampoco están llegando los medicamentos; advierte el alcalde

Edgar de Jesús/API

Chilpancingo, Gro. 17 de Enero del 2019.- A tres días de que un grupo de al menos 70 civiles armados irrumpieran en la cabecera municipal de José María Izazaga (Coahuayutla), el presidente municipal confirmó que por miedo, ha huido el personal médico y los profesores.

El alcalde impulsado por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Rafael Ramírez Martínez informó que debido a la inseguridad que se ha incrementado en el municipio, los centros de salud y centros educativos, se han convertido en «fantasmas».

Esto se debe también a la falta de seguridad e inacción de los gobiernos estatal y federal, ante un problema que va creciendo en esta región de Guerrero colindante con Michoacán.

En entrevista telefónica, Ramírez Martínez manifestó que por el «desmadre» de la inseguridad, los centros de salud así como el hospital y las escuelas de nivel básico y medio superior, se encuentran abandonados.

El personal que ahí labora, destacó, salió huyendo por miedo. «¿Se imagina cómo está el municipio? Y hay gente que ha dejado su ganado, todas sus pertenencias, y se van»; cuestionó, y lamentó.

«Uno se siente con una impotencia de no poder decir que vamos a ayudar, que aquí tengo la seguridad, y yo siento que al tener la seguridad la gente se va a regresar aunque sea con temor», agregó.

El primer edil urgió, una vez más, que las autoridades competentes envíen la seguridad necesaria de manera permanente.

«Pues yo le agradesco a los policias estatales que se la han rifado cuando han ido donde ha habido enfrentamientos», expuso, pero insistió en que la seguridad que se ha enviado por parte del Estado no es suficiente, y más aún si no los dejan permanentemente. (Agencia Periodística de Investigación)