API

Chilpancingo, Gro. 30 de Enero del 2019.- El dirigente del PRI en Guerrero, Esteban Albarrán Mendoza pidió al Presidente de la República, Andres Manuel López Obrador, no exterminar el programa de Estancias Infantiles.

El dirigente estatal demandó al Gobierno Federal “poner su mejor esfuerzo” para no perjudicar a cerca de 11 mil niños que quedarán sin atención.

Dijo que al cerrar 315 estancias infantiles en el estado, también se dejará sin empleo a más de 2 mil 500 guerrerenses.

Además de que se perjudicará a miles de familias guerrerenses que dependen de este servicio.

“De no rectificar estas medidas, se unirán a la aterradora cifra de despidos y desempleos que se han tenido con el cambio de gobierno, con la famosa austeridad republicana y con el famoso ahorro de recursos”, dijo.

“En Guerrero hay programas como el de Adultos Mayores, las becas a estudiantes y los censos de Bienestar que están siendo aplicado en el estado en forma discrecional y enfocados a mantener vivas las simpatías del electorado con Morena y en respaldo condicionado a las acciones de Andrés Manuel López Obrador”, acusó.

Y agregó: “Pensamos que la estrategia del gobierno federal sólo se basa, en muchos aspectos, en simulaciones o en maquillaje de la realidad”.

El presidente del PRI comentó que, de consumarse el cierre del Programa de Estancias Infantiles, no solo afectará a las madres o padres de 11 mil niños, sino que, recalcó, dejaría sin empleo a 2 mil 500 mujeres que laboran en estos centros de cuidado infantil y que en muchos casos, son quienes se encuentran al frente del hogar y son la fuente de ingresos de sus casas.

Finalmente señaló que de no normalizarse estos pagos, tendrán que ser los mismos padres de familia quienes lo hagan y en su mayoría, son personas de bajos recursos que se emplean en trabajos o comercios informales, “por lo que sería una medida irrazonable”. (Agencia Periodística de Investigación)