En cinco días, la administración de Andrés Manuel López Obrador redujo en 55.8 por ciento el robo de combustible a Pemex.

Gracias a la intervención del sistema de monitoreo y control de Pemex, plan en el que participan 15 dependencias, señaló su director, Octavio Romero Oropeza.

Además el funcionario dijo que actualmente se investiga a funcionarios por su presunta responsabilidad en el robo de combustible.

Se calcula que la reducción en el robo de combustible entre el 21 y el 25 de diciembre pasó de 43 mil barriles diarios hurtados a 19 mil barriles.

“La nueva administración de Pemex entendió que el ‘huachicoleo’ se manejaba desde adentro y afuera. Quienes manejaban el control de esos ductos desde Pemex eran quienes permitían que este robo se llevara a cabo”, explicó Alejandro Gertz Manero.

En el área de monitoreo, donde se conoce la presión de los ductos de Pemex, se confirmó que no se cerraban las válvulas de manera adecuada, lo que provocaba pérdida de hidrocarburo, detalló el presidente Andrés Manuel López Obrador.