Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 03 de Mayo del 2019.- El gobernador, Héctor Astudillo Flores lamentó los actos vandálicos de los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerero (CETEG) en el Congreso del Estado, y sostuvo que los diputados locales no tomaron las “previsiones correspondientes” para evitar los hechos.

Entrevistado este viernes tras asistir a la celebración religiosa de la Santa Cruz en el barrio del mismo nombre, en Chilpancingo, el mandatario dijo que «el incidente se veía venir» por la nueva Reforma Educativa que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero los legisladores no lo previeron a tiempo.

Como se recordará, ayer jueves profesores cetegistas marcharon por las principales calles y avenidas de la ciudad, y a su paso por la sede del Poder Legislativo destrozaron equipo de cómputo, mobiliario y quemaron archivos que se encontraban en todas las áreas.

Al respecto, el mandatario dejó en claro que la protesta del magisterio disidente no es en contra de su gobierno, sino del Gobierno Federal que preside López Obrador quien propuso una nueva Reforma Educativa para supuestamente sustituir a la del ex jefe del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto.

No obstante, Astudillo Flores dijo que no es con destrozos como los profesores lograrán sus demandas como lo es también la incorporación de más de 5 mil 500 maestros al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (Fone). «Ese tipo de excesos no ayuda ni a entendimientos ni por supuesto a encontrar las mejores soluciones; muy lamentable lo sucedido».

El gobernador anunció que la Fiscalía General del Estado (FGE) ya inició con las primeras investigaciones para conocer exactamente a los responsables de los hechos ocurridos ayer jueves en el Congreso local, independientemente de las indagaciones que realice la 62 legislatura.

Finalmente, Astudillo Flores llamó a los maestros de la CETEG a respetar las leyes y las instituciones estatales y federales que se encuentran en Guerrero, pero también pidió a los actores políticos a «poner de su parte» y actuar con la ley en la mano para prever ese tipo de sucesos. (Agencia Periodística de Investigación)