*** Por falta de pagos de viáticos, operadores de ambulancias se mantienen en paro

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 18 de Diciembre del 2018.- Las clínicas del Instituto de Seguridad Social y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se encuentran al borde de una parálisis, por la falta de recursos, situación se hace visible en la saturación de salas de emergencia, falta de pagos a servicios de limpieza y pago de viáticos a operadores de ambulancias.

Desde el lunes operadores de ambulancias de la clínica en Chilpancingo pararon labores por el adeudo de 68 mil pesos a ocho trabajadores de base, por concepto de viáticos, y no reiniciarán labores hasta que les sea cubierto.

Durante los dos días, los trabajadores afectados se han mantenido plantados en protesta al exterior de la clínica, donde les han informado en varios momentos que el pago está por realizarse, pero sólo les dan largas, y a pesar de haber una minuta firmada desde el 07 de diciembre, no les han pagado.

Trabajadores han exigido de frente y encarado al administrador del nosocomio, Gregorio Arcos Vélez, quien se limita a decir que se pagará pero sin fecha específica, pues dice que los recursos no están fluyendo desde el Gobierno Federal, por el cambio de gobierno, y retraso en la aprobación del presupuesto para el 2019.

Reconoció que se tiene problemas para atender las necesidades básicas como son la limpieza, lavandería, y el abasto de medicamentos de alta especialidad y por supuesto el servicio de traslados, una situación que se repite en las clínicas tanto de Chilpancingo, Acapulco e Iguala.

El funcionario, aseguró frente al personal que se está buscando la forma de resolver los problemas y pidió solidaridad del personal que se encuentra en paro de labores, les garantizó que los recursos que les adeudan serán cubiertos al 100 por ciento, sin embargo tiene que esperar un poco a que la situación económica se estabilice.

Destacó que el servicio de ambulancias en esta clínica es sumamente necesario y suspenderlo pone en riesgo la vida de pacientes, por ello su llamado a que los trabajadores reactiven sus actividades y se eviten riesgos para los pacientes.

También manifestó que la Clínica del ISSSTE en Chilpancingo está absolutamente rebasada, pues tan sólo en la sala de urgencias para una capacidad de 10 personas, en ocasiones atienden hasta a 30 pacientes. (Agencia Periodística de Investigación)