Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro., 14 de abril de 2019. -La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) de los Pueblos Originarios, anunció que realizará una “limpia” en las comunidades que controla y en su corporación, con el fin de detectar a personas infiltradas en su propio sistema y que podrían ser miembros de los grupos delictivos de Los Ardillos y Los Rojos.

Algunos de los poblados de las regiones de la Montaña y Costa Chica, en donde la CRAC efectuará operativos para detectar a alcohones o informantes de la delincuencia, son: Jaguey, San Ángel, Zelocotitlán, Buenavista del Río; todos del municipio de Chilapa de Álvarez.

Mediante un comunicado emitido este domingo, la CRAC dijo que sus acciones son en respuesta a los ataques armados en contra de los habitantes de las localidades de El Rincón de Chautla y Zacapexco, en Chilapa, ubicado en la región Centro de Guerrero, ocurrido a finales del mes de enero del presente año.

“…por acuerdo de una asamblea regional, mandata a sus autoridades una limpia al territorio comunitario (y en) aquellos pueblos que son originarios (y) tienen personas infiltradas conocidos como alcohones informantes a los delincuentes conocidos como Ardillos y Rojos”, se lee.

Insistió: “vamos a empezar a limpiar territorio, decomizando casas habitación donde operan los alcohones; terrenos… otros bienes serán decomisados por nuestros pueblos y nuestra institución y nada será negociable con los grupos delictivos”.

De acuerdo con la CRAC, esta no ha sido la única ocasión en que los miembros de su sistema se han visto amenazados por células criminales, pues recordaron el reciente hecho por el que pasó uno de sus compañeros a quien, la delincuencia, pretendió privarlo de su libertad.

La CRAC dijo que los operativos que realizará en las comunidades controladas por su propio sistema, se llevarán a cabo bajo el derecho que les confieren las leyes internacionales, por la Ley Orgánica del Municipio Libre y la Ley 701.

Respuesta de la Sedena

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) anunció que podría actuar en contra de la CRAC en caso de que esta realice sus operativos en poblados no marcados por la Ley número 701 que otorga reconocimiento, derechos y cultura a los pueblos y comunidades indígenas del estado de Guerrero.

“El hecho de que se presenten los Integrantes de la Autodenominada Policía Comunitaria ante el personal militar no es motivo de reconocimiento oficial”, se lee en un comunicado de la Sedena emitido el 30 de marzo y firmado por el coronel de Infantería, José Luis Lima Ramos.

Esta dependencia dijo que no permitirá a los miembros de la CRAC “la posesión ni portación de armas prohibidas por la Ley ni de las reservadas para uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea”.

En caso de no acatar estas disposiciones, indicó, los integrantes serán detenidos y juzgados de acuerdo a lo que dicte la Constitución pues “el personal militar se encuentra permanentemente desplegado, efectuando recorridos de vigilancia periódicos y sistemáticos”. (Agencia Periodística de Investigación)