Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 21 de Febrero del 2019.- Más de cuatro mil trabajadores de la Educación siguen cobrando sin estar frente a grupo, por lo que la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) trabaja en una estrategia para incorporarlos a centros de trabajo, dio a conocer la subsecretaria de Educación Básica, Beatriz Alarcón Adame.

«Estamos revisando donde están esos maestros, tratando de regularizar que los maestros estén frente a grupo, estén dando clases y que podamos optimizar los recursos», expresó la funcionaria, al término de la toma de protesta del Consejo Ciudadano de Participación Social en la Educación, que se llevó a cabo en la Plaza Cívica Primer Congreso de Anáhuac.

Sobre si esta situación no pone en riesgo que existan plazas sin techo presupuestal, Alarcón Adame, destacó que Guerrero es el único estado que este año entregó plazas a todos los maestros idóneos y que en días pasados se entregaron 300 plazas y nombramientos.

«No vamos a caer en esa irresponsabilidad de entregar nombramientos sin techo presupuestal, eso es algo que estamos cuidando también, de ayudar a las zonas escolares donde hay problemas con algunos ausentismos de compañeros, pues ayudarles con algunos interinatos, pero que se le otorguen también a maestros frente a grupo, eso estamos buscando que se trabaje de manera responsable», dijo.

Reconoció que mientras más de cuatro mil maestros por estar comisionados, con permisos o incapacidades, también hay cerca de cuatro mil que si están trabajando y no se han podido integrar al Fondo Nacional de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE) poniendo en riesgo su estabilidad laboral, como lo ha denunciado la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG).

Problemas como este, insistió hay muchos en el sector educativo y que no se resuelven de manera inmediata, por lo que se van acumulando, pero confió en que la ruta que está siguiendo este gobierno es la correcta y no se dé una situación como en Michoacán, donde la insuficiencia presupuestal ha derivado un conflicto con todo el magisterio.

Por otra parte, adelantó que la próxima semana iniciará la demolición de lo que fueron las instalaciones del ex Ineban, que albergaban las oficinas centrales de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), y su construcción es un compromiso que «cumplirá» el gobernador, antes de culminar su mandato.

Sobre los casos de brotes de hepatitis, e influenza en escuelas de Chilpancingo y la Normal Rural de Ayotzinapa, hasta ahora no han sido confirmados por la Jurisdicción Sanitaria, pero las autoridades están pendientes de como evolucionen los presuntos casos. (Agencia Periodística de Investigación)