Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 07 de Marzo del 2019.- Maestros agremiados al Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), marcharon en Chilpancingo en exigencia de una audiencia con el gobernador, Héctor Astudillo Flores, para denunciar actos de represión administrativa por funcionarios del gobierno estatal.

María Adelita Radilla López, secretaria general de la Sección XVIII del SUSPEG, denunció que a raíz del respaldo que han dado a los maestros de la Telesecundaria “Emiliano Zapata” ubicada en la Colonia CNOP de Chilpancingo, el Gobierno del Estado ha tomado represalias deteniendo todas las gestiones.

“Tenemos detenidos alrededor de cinco dictámenes médicos, alrededor de seis bajas, hay impugnaciones frenadas, hay trámites de compañeras jubiladas y que están cediendo las plazas, pero lo inconcebible es que por estar haciendo mi trabajo, nos estén cerrando las puertas en la dirección, es un acto represivo”, puntualizó.

Responsabilizaron de estas represalias tomadas contra el magisterio estatal directamente al director de personal del Gobierno del Estado, Donovan Leyva Castañón y al subsecretario de Administración de la Secretaría de Finanzas,

Armando Soto Díaz, quienes dijo, atienden a intereses partidistas.

Expuso que desde el mes de noviembre tienen retenidos los créditos del Plan Flexible, hay dictámenes médicos parados, estancadas las bajas de docentes que ya cumplieron con su periodo prejubilatorio, entre otros pendientes como cambios de errores que tienen los sobres de pagos de varios trabajadores.

Además, mantienen las demandan centrales, como la abrogación de la reforma educativa, sobre la cual dijo no se ha avanzado y permanece como una promesa del gobierno federal, y el rechazo total a la evaluación docente que se sigue imponiendo a los normalistas como condición para ingresar al servicio profesional docente.

Asimismo mantienen la solidaridad con los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, y reiteraron su solidaridad con los padres y madres que mantienen la exigencia de presentación con vida de sus hijos.

Los docentes inconformes marcharon de la avenida Ruffo Figueroa, hacia el Congreso del Estado, posteriormente a Palacio de Gobierno, donde finalmente lograron una mesa de trabajo para destrabar los problemas en este sector. (Agencia Periodística de Investigación)