Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 13 de Diciembre del 2018.- Con la creación de dos turnos escolares y dobleteando la carga horaria a los maestros, es como la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) pretende recuperar las clases perdidas en la Sierra, las cuales fueron suspendidas a consecuencia de la violencia que se ha registrado en los últimos meses en esa zona de la región Centro.

Lo anterior fue informado por el recién nombrado titular de esa dependencia, Arturo Salgado Uriostegui.

Se prevé que las estrategias antes planteadas sean implementadas en enero del siguiente año a más de 150 escuelas que actualmente se encuentran cerradas en comunidades de los municipios de Leonardo Bravo, Eduardo Neri y Heliodoro Castillo, en donde presuntos policías comunitarios y civiles armados mantienen un conflicto por el control del corredor Xochipala-Filo de Caballos.

En entrevista este jueves al término de la entrega de nombramientos a profesores idóneos en Chilpancingo, el funcionario detalló que las estrategias podrían traer algunas implicaciones, especialmente descontento entre la planta docente.

Sin embargo, dijo que dialogará con ellos y los padres de familia para llegar a acuerdos y las clases puedan fluir ya de manera normal, puesto que restan tan sólo seis meses para que concluya el ciclo escolar 2018-2019.

“Estamos elaborando las estrategias precisamente con los directores, supervisores de las zonas escolares y los maestros de cada uno de los niveles (preescolar, primaria y secundaria), las cuales constan de ampliar los turnos, de hacer ejercicios escolares al interior de los planteles y ampliar la jornada laboral que nos permita ir avanzando y cerrando el programa educativo”.

Salgado Uriostegui no determinó si los dobles turnos y el incremento de la carga horaria, implicaría a la vez el pago de doble salario o de horas extras al profesorado, o si se dispone de los recursos para solventar los gastos que podrían generar esas estrategias.

En días pasados el gobernador Héctor Astudillo Flores, declaró que su gobierno no cuenta con dinero ni siquiera para solventar “medianamente” otras demandas educativas que exige la CETEG.

En otros temas, el secretario insistió a los docentes a denunciar las presuntas extorsiones que han recibido por parte del crimen organizado para que estas no queden en la impunidad, puesto que hasta el momento sólo tres educadores de Acapulco han presentado ese recurso ante el Ministerio Público, tomando en cuenta de que el mayor número de casos se registró en profesores de Chilapa. (Agencia Periodística de Investigación)