Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro., 03 de abril de 2019. -Belén Cayetano Jerónimo, empleada del Polideportivo de Chilpancingo, buscaba mejorar su condición laboral por lo que se acercó al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores para pedirle su ayuda, pero en respuesta fue despedida días después por el director de ese complejo deportivo, Dan Nobel Castorena Salgado.

La afectada, quien hasta el lunes pasado laboraba específicamente en la pista del tartán de esa unidad, ni siquiera fue notificada formalmente de su destitución, sino sólo de palabra; tampoco fue liquidada y no recibió ningún otra compensación como agradecimiento por su servicio.

En conferencia este miércoles en las instalaciones de la delegación 17 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), la también madre de dos hijos y de uno que está por nacer, relató cronológicamente su situación, misma, advirtió, por la que podrían estar atravesando sus compañeros en las siguientes semanas.

Como primer punto, contó que el pasado 25 de marzo el mandatario estatal asistió al Polideportivo ubicado a un costado de la calle Francisco Ruíz Massieu y delimitado con la oficinas del PRI al poniente de la ciudad, para inaugurar la remodelación de la pista de tartán.

Al término del evento, detalló, se aproximó al titular del Poder Ejecutivo para entregarle un documento en el que pide se le incluya en la nómina mecanizada y con ello obtener prestaciones tales como aguinaldo, estímulos económicos, bonos por el Día de la Madre, becas para hijos de trabajadores.

Pero, principalmente busca desde hace seis años (tiempo que lleva laborando) ejercer su derecho al servicio médico, pues se encuentra embarazada y requiere de atención urgente porque su parto podría traer complicaciones.

«Toda esta problemática la expuse en el documento que di al gobernador en el día de su visita al Polideportivo, y a ella se sumaron otros 4 trabajadores que tienen iguales condiciones laborales que las mías», contó.

Dicho oficio fue recibido y sí hubo lo que pareció ser, detalló, disposición de Astudillo Flores; no obstante, el director de este complejo, Dan Nobel Castorena Salgado, en respuesta ordenó a sus subordinados notificarle de su despido sin haber mediado un diálogo, y sin ofrecerle alguna liquidación o finiquito.

Luego de esta injusticia, anunció que este mismo día estaría interponiendo una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG). A la par, interpondrá una demanda laboral en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

Finalmente llamó al gobernador Héctor Astudillo para que le responda la carta que le entregó y le devuelva el trabajo que de manera “infame” le están quitando, pues de ello dependen sus dos hijos que tiene y el que está por nacer. (Agencia Periodística de Investigación)