***La presunta asesina exhibida en redes sigue prófuga

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Guerrero.- Familiares y amigos de Gummy Fernando, el joven empresario asesinado el martes pasado en el Centro de Chilpancingo, marcharon este domingo al Zócalo de la Ciudad en exigencia de justicia y cárcel para la presunta asesina, exhibida en redes sociales.

Bajo la consigna de «justicia para Gummy» un contingente de alrededor de 30 personas recorrieron la Avenida de Los Insurgentes, Presidente Juárez, Ignacio Ramírez y Juan N. Álvarez, hasta el Zócalo donde culiminó la movilización.

Al frente llevaban una lona con un mensaje dirigido al gobernador, Héctor Astudillo Flores «Somos la voz de Gummy exigiendo justicia, señor gobernador, le pedimos haga justicia, exigimos la detención inmediata de Paulina Guerrero López, está asaltante y homicida hasta el día de hoy sigue libre».

La identidad de la presunta homicida fue dada a conocer un día después del crimen «en redes sociales ya fue identificada y circula un video de la noche en que le arrebató la vida a Gummy Fernando, queremos justicia señor gobernador» cierra el mensaje.

En otras cartulinas también se leían mensajes como «Justicia para Gumy», «Paulina ratera te queremos tras las rejas» y «Paulina asesina», en solidaridad con la familia del joven de 26 años a quien el pasado martes, tres balas le quitaron la vida.

María del Socorro Reynoso, amiga de la familia que hoy se encuentra de luto, confirmó que la noche del martes, Gummy, fue testigo del asalto a una tienda donde él también tenía dos negocios y al pretender recuperar el botín robado, lo privaron de la vida a balazos.

Acusó que de las redes sociales se están borrando evidencias «quién sabe con qué objetivo, de mi perfil borraron la publicación donde señalaba el domicilio y la identidad de Paulina Guerrero, y no queremos que las autoridades pongan excusas».

Hicieron un llamado a todos los sectores de la población chilpancingueña a unirse en la exigencia de justicia, a no quedarse callados, porqué hoy fue un joven empresario «quién no le hacía daño a nadie y que sólo quiso ayudar, mañana puede ser un periodista o cualquier otro ciudadano.

«Que con esto se ponga fin a un Chilpancingo con violencia, queremos que todos salgan a las calles con libertad de transitar, eran apenas las 09:00 de la noche de ese martes trágico, a quienes conocimos a Gummy Fernando nos duele, porque tenía muchas expectativas en la vida, deja a su madre y sus hermanos destrozados». (Agencia Periodística de Investigación)