Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 12 de Febrero del 2019.– Trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), agremiados a la sección 32 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg), protestaron en las instalaciones de ese organismo para exigir el pago de sus prestaciones.

Fue una veintena de empleados los que alrededor de las 8:00 de la mañana de este martes decidieron realizar esa acción, como medida de presión para que sean atendidas sus peticiones lo antes posible.

Las prestaciones que Irma Lilia Garzón Bernal y el alcalde Antonio Gaspar Beltrán adeudan en los meses que llevan al frente de la Capach, son: seis vales de despensa, dotación de uniformes y calzado para hombre y mujer, y estímulos económicos.

Aunado a ello, a los trabajadores no se les han pagado prestaciones atrasadas tales como estímulos económicos, becas, uniforme y calzado para trabajadores de campo.

Entre otras, también no han pagado despensas y cuotas sindicales las cuales fueron descontadas a los empleados. El monto por el no pago de esas prestaciones asciende a un aproximado de 6 millones de pesos.

“Desafortunadamente no ha habido buena disposición por parte de los directivos de la Capach y eso ha permitido que las prestaciones se vayan rezagando, lo que ha generado el enojo de la base trabajadora”, dijo el secretario general de la sección 32 del Suspeg, David Encinas López.

Según el líder, el comité ejecutivo de su organización y la directora de la Capach, están elaborando un contrato colectivo para que se dé la relación laboral entre “patrón y trabajador”.

En ese mismo documento serán plasmadas las peticiones de por lo menos 202 trabajadores que aglutina esa fracción del Suspeg. (Agencia Periodística de Investigación)