Publicidad

Detención de “La reina del sur y el “Mocho” desencadenan violentos enfrentamientos

Publicidad
Publicidad

El arresto de un líder de pandilla en Ciudad Jiménez , Chihuahua y Daniela C. L. ‘La Reina del Sur’, hermana de otro líder criminal de la zona desencadenó una serie de violentos enfrentamientos entre elementos criminales y las fuerzas de seguridad de la región.

El arresto de Luis Alberto “El Mocho” M., presunto líder de la organización criminal La Línea, fue seguido de un ataque a la Procuraduría General de Justicia del estado (FGE) el lunes por la noche en el que un policía resultó herido. Los presuntos miembros de la banda robaron vehículos durante el ataque y les prendieron fuego para crear bloqueos de carreteras.

Las autoridades están en alerta máxima en la ciudad, esperando más agresiones.

La región está controlada criminalmente por la organización La Línea, que ha llevado a cabo ataques a las fuerzas de seguridad desde el 20 de mayo, cuando un comando sitió otra oficina de la FGE en Ciudad Juárez. Tres de los atacantes fueron asesinados por las fuerzas de seguridad en la batalla.

Un ataque a un cuartel de la policía estatal fue reportado más tarde ese día. Los pandilleros quemaron y abandonaron un vehículo durante la refriega.

Luis Alberto M., de 35 años, ha sido identificado por las autoridades de Chihuahua como el líder del cártel de drogas de La Línea. Heredó el puesto tras el arresto de Ricardo Arturo “El Piporro” C., actualmente encarcelado en la prisión estatal de Aquiles de Serdán, Chihuahua.

Se cree que “El Mocho” está conectado con el asesinato de Guadalupe Ontiveros Dávila, quien murió en un ataque a un taller de reparación de automóviles en Ciudad Jiménez en 2011.

Entrada Relacionada

La FGE de Chihuahua informa que “El Mocho” ha sido parte de la organización por lo menos durante 10 años y ha participado en varios actos ilegales junto con su hermano Fernando y otros criminales identificados como “El Canguro” y “El Torres”.

Su arresto también provocó ataques a los cuarteles de la policía en los municipios de Juárez, Parral y Creel.

En Juárez, al menos 20 agentes se vieron obligados a defender un hospital privado en el que tres de sus colegas se estaban recuperando de las heridas causadas por un ataque de los miembros de una banda.

Publicidad
Publicidad
Entrada Relacionada
Entradas recientes

Esta web usa cookies.

Publicidad