Vanessa Cuevas/API

Chilpancingo, Gro. 17 de Diciembre del 2018.- El presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Guerrero, Nazarín Vargas Armenta negó ganar más que el gobernador del estado, y que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por lo que dijo estar a favor de la Ley de remuneraciones.

Afirmó que no goza de bonos adicionales, salvo la prima vacacional y el aguinaldo, y que su sueldo es de 60 mil pesos mensuales.

Los consejeros locales reciben aproximadamente 30 mil pesos quincenales, aunque Nazarín reconoció que en este año hubo un incremento, sin detallar de cuanto, y adelantó que podrían tener otro aumento en el 2019, manifestando que tienen una brecha muy alta entre el sueldo y el tope.

Sobre los gastos de representación que implementa el IEPC, dijo que son exclusivamente gastos de operación que aplican consejeros y personal operativo, y recordó que desde hace dos años el IEPC se encuentra en un plan de austeridad.

Ante la polemica que generó a nivel nacional la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos, en la que jueces y magistrados se dijeron en contra, y que fue suspendida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el presidente del IEPC negó tener un salario alto que supere al del Gobernador o el Presidente de México.

“Nuestro sueldo está regulado en función de las recomendaciones que ha hecho la Auditoría Superior del Estado (ASE)”, apuntó.

Nazarin Vargas coincidió con la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos, al señalar que a nivel federal, los funcionarios públicos no deben ganar más que el presidente de la República, ni en Guerrero más que el gobernador, cuyo salario ronda entre los 104 mil pesos mensuales. (Agencia Periodística de Investigación)