Bernardo Torres

Chilpancingo, Gro. 28 de Agosto del 2019.- El Colegio de Bachilleres Plantel 01 ubicado en Chilpancingo está exigiendo cuotas de cerca de mil pesos para inscripción y reinscripción a sus alumnos, a pesar que por instrucciones de la Federación deberían ser gratuitas, denunció el padre de familia Gilberto Estrada Coronel.

En conferencia de prensa, donde presentó los recibos de pago de sus dos hijas que estudian en este plantel, una de nuevo ingreso, y otra que pasó a tercer grado, dijo que en su caso tendrá que desembolsar cerca de ocho mil pesos en este inicio del ciclo escolar, lo que golpea fuerte su economía.

Hace ocho días, dijo, los padres de familia sostuvieron una reunión con el director, Jesús Aurelio Silva Almazán, donde les expuso que el único costo de la inscripción seria de 390 pesos, que al momento de hacer el pago en el Banco HSBC, fue de 405, es decir, 15 pesos más, lo cual no se les hizo excesivo.

Sin embargo, posteriormente se les pidió otra cuota de recuperación de 400 pesos, además de pagos por exámenes de 75 pesos, haciendo un total de casi 900 pesos, en la que ya no estuvo de acuerdo, y aunque buscó hablar con el director no se lo permitieron, con el argumento de que tenía su agenda «muy ocupada».

Para este padre de familia el cobro excesivo de cuotas suena hasta sospechoso, ya que aproximadamente estarían recaudando más de 300 mil pesos, tomando en cuenta que son 18 grupos de al menos 45 alumnos cada uno, sólo por el turno matutino, pero junto con el vespertino se incrementaría a más de medio millón de pesos cada semestre.

Recordó que el Senado de la República desde el 2013, desechó el cobro obligatorio de cuotas, pero persiste esta práctica «mañosamente nos están diciendo que es una cooperación, que sólo se puede avalar junto con los padres de familia, por lo que se debió llamar a una reunión extraordinaria».

En la primera reunión, indicó, pensó que iba a ser algo simbólico, pero al final resultan que era de 400 pesos, igual que la inscripción, y al hacer la suma de la cantidad total que resulta «pues espanta», porque ahora tiene que pagar el doble, y con sus dos hijas, los gastos ascienden de manera alarmante, considerando que tiene que comprar hasta tres uniformes.

Los gastos que tendrá que hacer, son los tres uniformes de cada una; uniforme de Educación Física, del diario y de gala, además de que hija mayor tendrá que adquirir el de la escola, esto sin tomar en cuenta útiles escolares y libros.

Agotada la instancia con el director, dijo que buscarán acercamiento con el director general, Fermín Alvarado Arroyo, y buscará que se sumen más padres de familia a esta inconformidad, para frenar los excesos en el Colegio de Bachilleres.