Por Isaac Hernández

-Trascienden dos más heridos

-Los sujetos baleados serian ex escoltas de Xavier Olea Peláez, ex fiscal general

Acapulco, Gro., mayo 21 del 2018 .- Un presunto policía del estado fue atacado a balazos la tarde de este lunes cuando se encontraba en un restaurante de la playa Caleta, y se habla de que dos de sus acompañantes también resultaron heridos.

Los violentos hechos ocurrieron alrededor de las 17:30 horas en dicha zona tradicional del puerto, sobre la franja de arena.

Luego de una llamada de auxilio vía 911 de emergencias, llegaron paramédicos de la Cruz Roja que trasladaron a las víctimas al hospital privado Magallanes. De uno de ellos su estado de salud se reporta como delicado, debido a dos impactos de bala que recibió en el pecho y otro en la cabeza.

Se dio a conocer que algunos de los agraviados son policías estatales en activo y hasta hace poco se desempeñaban como escoltas del ex fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez.

Aunque las autoridades tratan el caso con fuerte hermetismo, se confirmó que del hospital Magallanes mencionado sacaron al más grave de los lesionados con rumbo a otro hospital.

A los otros se les vio cuando los curaban en el área de Urgencias de ese nosocomio privado. Uno de ellos presentaba un disparo en un glúteo y otro un fuerte golpe en la cabeza propinado con la cacha de un arma.

En las inmediaciones del citado hospital se observó un fuerte dispositivo de elementos de la policía estatal, federal e investigadora ministerial, y hasta la entrega de este reporte la Fiscalía General del Estado no brindaba información al respecto.

La zona turística de Caleta durante los casi tres años de los gobiernos de Evodio Velázquez Aguirre y Hector Astudillo Flores ha sido infranqueable para cualquier intento de desmembrar la célula del Cartel Independiente que según el mapa de seguridad emitida por el mismo gobierno estatal, opera ahí bajo las ordenes de José Ángel “N” conocido por su alias del “capuchino” mismo al que el ex fiscal señalo como el responsable de las muertes de Alejandro Zamora el hijo del presidente del Acabus, de Leslie Ann Pamela Montenegro conocida youtuber “La nana pelucas” y Chus Wayne empresario local y dueño de los bares “La Mentirosa”.

Esta misma célula del CIDA detono un motín el año pasado donde fueron violados y ejecutados varios miembros de bandas rivales, a lo cual la débil reacción del gobernador fue la de “trasladar” presuntamente a los organizadores de esa masacre que exhibió a nivel internacional la falta de voluntad, incompetencia y poco carácter del gobernador, el cual se comprometió a nivel nacional en el noticiero de Carlos Loret de Mola de desmembrar a la célula del CIDA que sigue siendo el terror de los comerciantes del mercado central y que hasta la fecha no se demuestran resultados como lo declaro en una confesión en video  y de viva voz su segundo al mando detenido en días pasados en el estado de México.

La grave situación de Acapulco sigue con focos rojos que ninguno de los tres ordenes de gobierno ha podio descifrar y donde el crimen organizado sigue presumiendo “músculo” asi como las escandalosas cifras de muertos que demuestran un “imperio” de impunidad y  corrupción solapada por las mismas autoridades.

Punto y aparte cabria recomendar al vocero del grupo coordinación Guerrero Roberto Alvarez Heredia un buen otorrinolaringólogo , pues extraña que tanta sordera y mutismo se demuestre en su pobre desempeño de informar en tiempo y forma a los medios de comunicación y la ciudadanía en general.

Roberto Alvarez Heredia queda a deber de forma informativa sobre los presuntos siete detenidos de la célula del CIDA que fueron trasladados a Chilpancingo y regresados a Acapulco y los cuales nunca fueron “presentados” a medios, así los demás eventos violentos recientes que se han dado por todo el estado de Guerrero, pareciera que esta mas al pendiente de las actividades de la policía estatal y su flamante trabajo recuperando vehículos robados, misma policía estatal que el dia de ayer le tuvo miedo a los comunitarios que retuvieron de forma ilegal a nuestros compañeros de los medios IRZA y Milenio y no demostraron los pantalones para apoyarlos y hacer cumplir la ley.

La ciudadanía en Guerrero se encuentra sola y sus autoridades “jugando” a los policías y ladrones.

¿O acaso juegan a algo mas?; Pues hoy atacaron a un profesional de la “justicia” altamente entrenado y con preparación, si así son las cosas, ya sabemos que nos espera a los ciudadanos que solo queremos paz en Acapulco.