Chilpancingo, Guerrero.- Las declaraciones del fiscal de Guerrero, Xavier Olea Peláez, respecto al asesinato de dos sacerdotes en el municipio de Taxco, “son ambiguas y carecen de sustento”, acusó la diócesis Chilpancingo-Chilapa.

En conferencia de prensa, el vocero de la diócesis, el presbítero Benito Cuenca Mayo, refutó las declaraciones de Xavier Olea, respecto a una riña en el jaripeo del poblado de Juliantla que derivó en el asesinato de dos sacerdotes, así como al presunto vinculo del padre Germain Muñiz con un grupo delictivo.

El pasado 4 de enero, un grupo de sicarios acribilló a seis tripulantes que viajaban en una camioneta, en la carretera Taxco-Iguala a la altura de Soni Gas, entre las víctimas mortales estaban los sacerdotes: Iván Añorve y Germain Muñiz.

Durante el sepelio de uno de los sacerdotes, el obispo de la diócesis de Chilpancingo, Salvador Rangel Mendoza, informó que el ataque fue una respuesta de los sicarios luego de que el padre Germain los rebasara en la vía carretera.

Una hora más tarde, Olea Peláez dio a conocer que los sacerdotes habían estado involucrados en una riña previa durante un baile en el poblado de Juliantla, municipio de Taxco de Alarcón, y ello derivó en el posterior asesinatos de los presbíteros.

“Nos causa extrañeza la declaración del fiscal, en relación a que, en un mismo lugar, Juliantla, Gro., se hayan reunido “integrantes de grupos delincuenciales de Morelos, Estado de México y Guerrero”, sin haber reportes de algún enfrentamiento entre ellos o participantes del evento. Así mismo hacemos notar la ausencia de la fuerza pública, estatal o municipal sabiendo la presencia de estos grupos señalados”.

“Las declaraciones que hace el fiscal del estado, Xavier Ignacio Olea Peláez, son esencialmente ambiguas, y consideramos que carecen de sustento”, manifestó Benito Cuenca.

En este contexto, la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, exigió que: las investigaciones sean objetivas y apegadas a la verdad de los hechos, que si Germain Muñiz tenía vínculos (como señaló la fiscalía) se dé a conocer con qué grupo y una copia certificada de la carpeta de investigación.

Finalmente el presbítero señaló que, a pesar de las declaraciones de Olea Peláez, confiarán en que sea resuelto el tema y se esclarezca completamente lo ocurrido durante la madrugada del 4 de enero.

1. Agradecemos a las Autoridades civiles su cercanía y la ayuda que nos han dado para realizar los trámites que han de hacerse en la situación de duelo y dolor que vivimos por el asesinato de los Padres Iván y Germaín, y el cuidado de las personas que resultaron heridas en ese mismo hecho criminal. También expresamos nuestro reconocimiento a la atención puesta para conocer la verdad de lo acontecido y actuar en justicia.

2. Con respeto expresamos nuestra extrañeza hacia algunos contenidos de la declaración dada por el Señor Fiscal General del Estado en su conferencia de prensa el día de ayer, 6 de febrero:

– Nos parece extraño que personas pertenecientes a grupos delictivos diferentes, portando armas, hayan podido convivir en el baile, sin incidente alguno. No parece ser su actuar ordinario.

– Hay cuatro sobrevivientes del ataque: la hermana del Padre Germaín, un profesor, un pescador y una química. Afirman que no tuvieron ningún conflicto dentro del recinto del
baile.

– Estos cuatro sobrevivientes relatan que al venir de regreso a Taxco rebasaron el carro de los agresores, que fue tras ellos, los alcanzó, les obstruyó el paso y los baleó.

3. Las fotografías que aparecen en las redes sociales, donde se ve al Padre Germain flanqueado por personas armadas y encapuchadas, por testimonio de Mons. Salvador Rangel, fueron tomadas una ocasión en que el Padre pasaba por ese camino para ir a atender comunidades de su parroquia. No son prueba de que este sacerdote se encuentre involucrado en el crimen organizado.

4. Fueron asesinadas dos personas, que en esta ocasión resultaron ser dos sacerdotes. Este es el hecho criminal que indigna a muchos en la sociedad, en particular a fieles católicos y de otras iglesias que han tenido la bondad de manifestarnos su solidaridad.

5. Sumemos todos nuestro esfuerzo como artesanos de la paz. Con más insistencia oremos pidiendo al Señor la paz. La oración también pone en nosotros sentimientos, pensamientos y gestos de paz. Que conocida la verdad, se actúe en justicia. Sigamos pidiendo por el eterno descanso de los dos Padres y el consuelo de sus familiares.