Sacerdotes asesinados en Taxco no pertenecían a grupos criminales: Vocero

15/02/2018

Rosario Hernández, Chilpancingo, Gro – El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia informó que después de profundizar en la investigación y de acuerdo a pruebas desahogadas, la Fiscalía General del Estado determinó que los sacerdotes Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes no pertenecen a ningún grupo delincuencial ni tampoco participaron en una riña en un baile en Juliantla, tal como lo aseguró en su momento el fiscal Xavier Olea Peláez.

En conferencia de prensa en las instalaciones de la FGE, el portavoz manifestó que tras los lamentables hechos ocurridos el día 5 de febrero de 2018, donde fueron privados de la vida los dos sacerdotes, quienes resultaron lesionados se encuentran en buen estado de salud a excepción de uno de ellos, que está siendo debidamente atendido en el hospital del ISSSTE en Acapulco.

Álvarez Heredia narró que de acuerdo a las investigaciones, los sacerdotes perdieron la vida, por disparos de armas de fuego de grueso calibre, en la carretera Taxco-Iguala, después de haber salido de un “Baile-Concierto” al que acudieron numerosos asistentes, amenizado por el grupo musical “Bronco”.

Agregó que luego de los actos de investigación en materia testimonial, pericial y de inteligencia, se obtuvieron datos de prueba que demuestran que ambos sacerdotes no pertenecen a ningún grupo de la delincuencia organizada, a pesar de que el fiscal lo aseguró en una conferencia de prensa.

Detalló que lo sacerdotes arribaron a Taxco alrededor de las 19:00 horas, a un auto hotel, saliendo de este lugar alrededor de las 21:00 horas con dirección a la plaza de Toros “La Misión” de Juliantla, lugar en el que realizaba la Feria de la Candelaria Juliantla 2018 del 2 al 5 de Febrero.

En ese sentido, contradijo al fiscal al asegurar que durante la celebración del baile de mérito, existió un incidente con un asistente al baile que se encontraba en estado de inconveniente, pero que no fue ocasionado por los sacerdotes o sus acompañantes.

Sin embargo dijo que aconteció una fricción entre algunos vehículos al momento de la salida del baile, dentro de los cuales se encontraba el vehículo donde viajaban los sacerdotes y sus acompañantes, hecho que se suscitó alrededor de las 3:30 de la mañana.

Posteriormente, dijo, en el punto conocido como Soni Gas en la carretera Taxco-Tehuilotepec un vehículo dio alcance a la camioneta en la que viajaban, disparándoles sobre la misma trayectoria del vehículo agresor mientras hacía el rebase.

Álvarez Heredia presumió que se han realizado importantes avances en la investigación (aunque no especificó cuáles) para determinar el móvil, y lograr la identificación de los agresores.

Esta nueva investigación contrasta con lo dicho por el fiscal Xavier Olea, quien además había asegurado que en ese baile convivieron tres bandas delincuenciales de los estados de México, Morelos y Guerrero, declaración que originó diferencias entre la iglesia católica y el gobierno del estado.