Por falta de insulina muere una señora en comunidad de Apango

Por Salomón Flores / corresponsal Chilpancingo

Chilpancingo Gro, .- Habitantes de la comunidad de Tlamamacan del municipio de Mártir de Cuilapan (Apango), denunciaron que por la falta de una doctora y de medicamentos provocaron a que una mujer se elevaran sus niveles de azúcar, no la atendieran en el centro de salud y minutos después falleciera, lo que provocó el enojo de cientos de ciudadanos.

En una llamada telefónica que hicieron integrantes de la gubernatura indígena, manifestaron su molestia por el deceso de la señora Emilia Barrios, la cual a pesar de ser una persona muy pobre, ninguna autoridad le quiso ayudar, como la actual presidenta que hizo caso omiso a los llamados de auxilio para que atendieran a la señora.

El señor Flores Allende Montiel, quien actuó como vocero de la gubernatura nacional indígena, manifestó que la comunidad desde hace años no cuenta con doctora y enfermera y menos medicamentos que ayuden a las personas a recuperar la salud, y uno de los medicamentos que falta y que ya costó la vida de una persona es la insulina, un medicamento que es de vital importancia para las personas que tienen azúcar.

Aseguro que este martes por la tarde la señora se empezó a sentir mal, y sus familiares y amigos la llevaron al centro de salud, pero como no hay enfermera y menos médico, pues no la atendieron y la persona que está a cargo Juanita Campos es una señora déspota que lejos de ayudar, trata mal a las personas, y al no haber recursos para trasladarla a Iguala o a Mexcala, ya no se pudo hacer nada y desgraciadamente la señora falleció.

Ante ello Allende Montiel, hizo un llamado a las autoridades estatales y a las de salud a que vean los casos de los centros de salud, y a las comunidades como Tlamamacan que están marginadas, y se vea por qué no hay personal médico y menos medicamentos, lo más grave es que en ese lugar no hay la mínima asistencia médica para las personas que se llegan a enfermar.

El otro reclamo que hay es contra la presidenta municipal Felicitas Muñiz Gómez, quien desde campaña se comprometió a mandar a un médico y a una enfermera, además de dotar de una ambulancia a la comunidad para que de ese modo las personas que se llegaran a enfermar y se requiriera ser trasladada a otro lugar lo pudieran hacer, desgraciadamente solo engaño a la gente, y hoy tiene en el olvido a la comunidad y no ha cumplido sus promesas.