Por Alina Navarrete

Chilpancingo, Guerrero/Ciudad de México, 19 de febrero (SinEmbargo).- Maestros y alumnos de la primaria Antonio A. Guerrero hicieron este lunes un simulacro en caso de balacera.

Por iniciativa de los docentes, esta mañana se le indicó a los niños que deben tirarse al piso y cubrirse la cabeza si llegase a ocurrir una balacera cerca de los salones.

La primaria fue reubicada en las instalaciones de la Feria de Navidad y Año Nuevo de manera temporal porque el plantel fue afectado por los sismos de septiembre.

Los profesores consideran que se trata de un punto vulnerable y escenario de crímenes, y vieron la necesidad de preparar a los 579 alumnos.

En lo que va del año en Acapulco suman más de 100 homicidios en los que presuntamente estuvo involucrada la delincuencia organizada, con base en un recuento.