AGENCIA REFORMA

Cd. de México (05 febrero 2018).- La violencia en dichos destinos turísticos se agudizó durante 2017, revelan datos del Semáforo Delictivo de ese año.

En Los Cabos, la tasa de homicidios supera en 6.2 veces la de nivel nacional, con 132.9 por cada 100 mil habitantes.

La Paz registró 83.8 homicidios por cada 100 mil habitantes, esto es casi 4 veces más que la media nacional.

En tanto que Benito Juárez, Municipio donde se ubica Cancún, tiene una tasa de 37.8 homicidios por cada 100 mil habitantes y está por arriba de la media nacional en secuestro.

Mientras tanto en Acapulco, Guerrero, la cifra es de 105.6 homicidios por cada 100 mil habitantes, casi cinco veces más que la media nacional.

En términos generales, en Baja California Sur creció 192 por ciento el homicidio en 2017, en Quintana Roo 118 y en Guerrero 5 por ciento.

En extorsión, Baja California Sur tiene el primer lugar nacional y Quintana Roo el sitio 13.

“Hay 12 municipios que superan en más de cinco veces la tasa de homicidio, tres de ellos son turísticos, uno es Los Cabos, luego Zihuatanejo y Acapulco.

“Los destinos turísticos son un mercado de drogas importante, interesante y es lógico que los grupos del crimen organizado se compitan la plaza como siempre lo hacen, con plata o plomo y eso va colapsando la paz de los estados y ciudades. Por eso vienen esas alertas de viaje de EU, que nos afectan”, señaló Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo.

Añadió que si bien la violencia no está dirigida al turista, como argumentan las autoridades en la materia, los hechos afectan la percepción que se tiene sobre la seguridad en los destinos.

Los empresarios del sector consideran que las medidas que se han tomado para resguardar los destinos han sido insuficientes.

Incluso, el Secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, habló de legalizar la mariguana en destinos turísticos, propuesta que para Roel es positiva porque 75 por ciento de la violencia en México viene del mercado de las drogas.

Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, consideró que sólo se han realizado esfuerzos aislados para llevar seguridad a los centros turísticos, por lo que se requiere un plan más estructurado y plazo claros.

Roberto Montalvo, coordinador de la Licenciatura en Administración de la Hospitalidad de la Universidad Iberoamericana, dijo que en España, China y Reino Unido se hacen monitoreos mediante cámaras.