Bernardo Torres/API

Iguala, Gro. 12 de Mayo del 2018.- En las instalaciones del 27 Batallón de Infantería con sede en Iguala, fueron despedidos con honores, los tres elementos del Ejército Mexicano que murieron en una emboscada en el municipio de Coyuca de Catalán, mientras buscaban a los asesinos del candidato a diputado local, Abel Montúfar Mendoza.

El acto de despedida, fue encabezado por el Subsecretario de la Defensa Nacional (Sedena), el General de División Diplomado de Estado Mayor, Arturo Granados Gallardo; el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, comandantes y funcionarios del área de seguridad, que se solidarizaron con las familias de los caídos.

“Los soldados de México nos solidarizamos con ustedes sabemos el dolor que les causa la perdida de sus seres queridos afición que hacemos nuestra en estos momentos de pesar, el acontecimiento que hoy nos congrega es triste, doloroso al tener que despedir a valientes compañeros que cumpliendo con su deber, fueron víctimas de la delincuencia”, expresó el funcionario federal.

En representación del general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional, expresó su profunda indignación por los hechos suscitados el 08 de mayo de este año en los que elementos del ejército fueron agredidos por delincuentes en las inmediaciones de un poblado de Coyuca de Catalán.

“En este cobarde acto tres militares ejemplares mexicanos entregados a nuestro país perdieron la vida y otros tres más resultaron heridos, soldados que haciendo valer su juramento de lealtad y patriotismo diariamente velaban por la seguridad de la sociedad, soldados que también tienen hijos, padres, esposas y hermanos, que se entregaron con honor a sus funciones para darles un mejor porvenir”, destacó.

Sobre los delincuentes que perpetraron estos hecjos, dijo, son personas que sin escrúpulos agreden de manera cobarde a quienes sirven con honor a los mexicanos, por lo que no se deben permitir las acciones reprobables de las que ahora fuimos testigos, una afrenta directa a las instituciones nacionales, son una afrenta directa a todo el estado mexicano.

“Los militares sabemos los peligros y dificultades a las que nos enfrentamos pero somos conscientes que México hoy más que nunca requiere de sus fuerzas armadas, mujeres y hombres en uniforme militar, una vez más nos encontramos de luto, una vez más valientes mexicanos con honor y lealtad han entregado sus vidas a la patria”, expuso ante las familias.

A las familias de quienes perdieron la vida, transmitió el mensaje del presidente de la república y del general secretario de la Defensa Nacional “a nombre de todos los soldados de México les externa nuestro más sentido pésame y además tengo la instrucción de manifestarles a las familias que no es tan solas que las acompañamos en esta profunda pena y que las apoyaremos en todo lo que sea necesario a los compañeros que resultaron heridos les deseamos una pronta recuperación y nos solidarizamos también con sus seres queridos”.

Finalmente les manifiestó que actuarán con la ley en la mano en estricto respeto a los derechos fundamentales de las personas para que en coordinación con las autoridades civiles se dé con los responsables, para que estos sufran el castigo que la ley establece. (Agencia Periodística de Investigación)