Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 06 de Agosto del 2018.- Colectivos de familiares de personas desaparecidas, organizaciones sociales y defensores de derechos humanos, reprobaron las declaraciones del gobernador, Héctor Astudillo, quien acusó a los desaparecidos en Guerrero, incluso a los 43 normalistas de Ayotzinapa de tener nexos con la delincuencia organizada.

En días pasados, el titular del Ejecutivo Estatal, durante la toma de protesta del vicepresidente del Club Rotario de Acapulco, señaló que “los jóvenes desaparecidos en la entidad entre ellos los 43 normalistas de Ayotzinapa participaban en acciones delincuenciales”.

En dicho evento, Astudillo Flores, también manifestó que “la imparable ola de inseguridad y la violencia”, se debe a la pérdida de valores en las familias guerrerenses, lo que ha causado un malestar generalizado en los colectivos de familiares de personas desaparecidas del estado.

Este lunes, el Colectivo Ciudadano de Familiares de Personas con Desaparición Forzada, Ejecuciones Extrajudiciales y Defensoras de Derechos Humanos, expusieron que no es la primera vez que el gobernador señala de manera irresponsable que las hijas e hijos de desaparecidos y ejecutados son delincuentes.

A través de un comunicado, señalaron que el responsable de la situación de inseguridad y violencia en nuestra entidad y el país, ha sido su partido político, el PRI, sus aliados PAN y PRD, así como sus gobernantes, al implementar desde hace más de 25 años políticas para beneficiar a las elites políticas, sus amigos y familiares, quienes su único interés ha sido saquear los recursos públicos y beneficiarse del poder.

Esta política privatizadora que implementan, insistieron, ha sido también la responsable de la pérdida de valores en la sociedad al provocar la desintegración de las familias en la búsqueda de la sobrevivencia, y aún a pesar de ello, “somos estas familias y sobre todo las madres en la pobreza quienes contra viento y marea mantenemos arraigados los valores”.

Acusaron que es el gobernador, Héctor Astudillo Flores, quién no tiene valores, pues al abandonar su responsabilidad de proteger y dar seguridad a las y los guerrerenses, comete omisión e impunidad a favor de los grupos delincuenciales, por lo que día a día se viven desapariciones, ejecuciones, personas torturadas, enfrentamientos armados, miles de desplazados y pueblos fantasmas.

Es más, retaron al mandatario estatal a que pruebe su dicho, o de lo contrario se disculpe públicamente con los Colectivos de familiares, y cumpla con sus obligaciones, garantizando a los habitantes de Guerrero la libertad, la seguridad, el bienestar y la justicia.

Al Congreso de Local, llamaron a que tome cartas en el asunto y exija al fiscal, Zuriel de los Santos Barrilla, que devengue su salario, cumpla con su encomienda y deje superficialidades para cuando deje el cargo, que cumpla con lo declarado a los medios de Comunicación el día de su toma de protesta, “que la mejor fiscalía estaba por venir”, ya que hasta la fecha no ha dado ningún resultado al igual que a quién él sustituyó.

El documento, fue firmado por la Organización Campesina de la Sierra del Sur, Organización Indígena Campesina “Vicente Guerrero”, Colectivo de Familiares de Desaparecidos y Asesinados en Chilpancingo, Guerrero y México, Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores de la Parota (CECOP), Aliadas por la Justicia A.C., Red de Mujeres Indígenas y Afromexicanas (REMJINA), COPECAM A.C., Unión Campesina Independiente “Emiliano zapata” y las activistas Felicitas Martínez Solano y Martha Obeso Cazares. (Agencia Periodística de Investigación)