Acapulco, Gro .-Después de los ataques armados contra las grúas Picazo y Mate, y la muerte de uno de sus empleados, este martes amanecieron cerradas las puertas de sus oficinas en la colonia Progreso.

Además, en las afueras de los negocios no hay unidades estacionadas, como se acostumbraba, ante el temor de que nuevamente sean atacados por personas armadas.

Cabe señalar que la noche del pasado lunes le dieron muerte al empleado Isaías Lucas “N”, en los momentos en que se hallaba en el interior de una de las grúas “Picazo”, en la avenida Escénica, a la altura del fraccionamiento “Las Brisas”.

Por lo anterior, ahora los empleados de las grúas se encuentran en la calle Sonora, a unos metros de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública, para sentir un poco de protección.