Ciudad de México.- Cuatro hombres fueron detenidos en el Estado de México por el asesinato de una policía auxiliar y el robo a un negocio en la Central de Abasto en Iztapalapa.

El procurador capitalino, Edmundo Garrido, informó que a través del seguimiento de las cámaras de vigilancia y trabajos de inteligencia de la Policía de Investigación se localizó a los probables responsables en el Municipio de Amecameca.

La PDI acudió a realizar una orden de reaprehensión a uno de ellos, de 30 años, quien en 2015 había sido procesado por robo.

El sujeto accedió a una suspensión condicional del proceso, pero al quebrar la ley, se hizo acreedor a su reaprehensión.

Cuando los policías de investigación, en coordinación con las autoridades del Edomex, realizaban su detención, otros tres sujetos, de 20, 23 y 28 intentaron impedirlo, por lo que también fueron aprehendidos.

Durante la revisión se les encontró mariguana, por lo que fueron acusados de resistencia de particulares y delitos contra la salud.

Sin embargo, los rasgos físicos de los detenidos coincidían con los retratos hablados de los delincuentes que asaltaron un negocio de abarrotes el domingo y asesinaron a la agente Margarita Rivera, por lo que la PGJ solicitó sus órdenes de aprehensión, las cuales fueron concedidas hoy por un juez.

Los dictámenes de explanometría facial revelaron que los rasgos de los imputados coinciden con los de los videos y el material fotográfico obtenido a partir de su captura en el Estado de México.

Mediante el convenio de colaboración con las autoridades mexiquenses, los testigos de los hechos fueron Trasladados al Centro de Justicia de esa entidad, donde identificaron a los cuatro participantes en los hechos”, dijo el procurador en conferencia de prensa.

Entre los detenidos se encuentra Tiburcio Flores, de 28 años, presunto líder del grupo delictivo conocido como “Los Oaxacos”, el cual está relacionado con más de 50 eventos robos y homicidios desde 2015 en la Ceda.

De acuerdo con Garrido Osorio, Flores estaba encargado de reclutar jóvenes desempleados de Oaxaca para traerlos a delinquir a la Ceda.

Flores también tenía una orden de reaprehensión vigente por violar una suspensión condicional a la que había accedido en 2015 por el delito de robo.

Según estadísticas de la PGJ, de 2014 a la fecha, se han realizado 47 detenciones de miembros de esta banda, de los cuales, 15 son familiares de los cuatro detenidos por los hechos recientes.

Con su detención, señaló el procurador, quedó prácticamente desarticulada la banda originaria de dicho Estado de la República.

De los detenidos, el de 30 años es quien presuntamente disparó en cuatro ocasiones contra la agente de la Policía Auxiliar y le causó la muerte, mientras que los otros dos, también cuentan con antecedentes penales.