Vanessa Cuevas/API

Chilpancingo, Gro. 20 de Agosto del 2018.- La viuda de Armando Chavarría Barrera, Martha Obeso Cazares afirmó que a nueve años del asesinato de quien fuera el presidente del Poder Legislativo, se ha ido fortaleciendo la línea contra el ex gobernador, Zeferino Torreblanca Galindo.

Asimismo manifestó su rechazo al “perdón sí, pero olvido no”; llamado que hiciera el Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, en alusión a la supuesta amnistía que pretende decretar.

Este lunes, como parte de los homenajes al extinto líder del Congreso de Guerrero en el marco del noveno aniversario luctuoso, doña Martha Obeso encabezó la Guardia de Honor en el busto de Chavarría, en la sede del Poder Legislativo local.

La viuda dijo que a nueve años del asesino se han fortalecido los señalamientos contra Torreblanca Galindo, señalado como autor intelectual del crimen por la familia y actores del PRD, partido en el que militaba Armando.

Pidió que se le deje de brindar protección al ex mandatario con quien su esposo fungió como Secretario General de Gobierno, y se investigue para que, si no es culpable “que se demuestre” en una investigación de acuerdo a los estándares del derecho internacional, “no como los que se acostumbran hacer en Guerrero”.

A pregunta expresa, Martha Obeso dijo que es evidente que hay complicidades de muy alto nivel en torno a este caso, y afirmó que esa fue la apuesta cuando se ordenó la ejecución de Armado Chavarría, “garantizar inmunidad e impunidad”.

Sobre la petición que hizo la familia para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos retome el caso, dijo que no ha sido admitida, derivado del enorme cúmulo de casos que concentra la Comisión.

La última gestión hecha en el 2015 a esta instancia fue de medidas cautelares para la familia, pero no ha sido atendida pese a que dijo estar en riesgo permanente.

Manifestó que dos de sus hijos cuentan con acompañamiento de la Policía del Estado por situaciones de riesgo e incidentes graves.

Durante su discurso en la Guardia de Honor, manifestó que durante nueve años se le ha protegido al ex gobernador, quien ha sido señalado en la investigación como presunto autor intelectual.

Asimismo calificó como inaudito que el ex fiscal del estado, Javier Olea Peláez decidió concluir la investigación responsabilizando a la guerrilla, cuando esa línea fue desechada por falta de pruebas en el 2010, por el Juzgado Séptimo de Distrito.

Señaló que tres gobernadores y ocho fiscales han sido omisos en su demanda de justicia, los cuáles consideró, deben ser llamados para que respondan por la negación del derecho a la justicia.

Sobre el llamado del Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador de “perdón pero no olvido”, Martha Cazares le pidió reconsiderar su exhortó, ya que, dijo, “es evidente el rechazo de las víctimas”, luego de que nadie puede perdonar el daño ajeno.

Incluso consideró que no debe ser competencia del estado llamar al perdón sin antes hacer justicia. (Agencia Periodística de Investigación)