CHILPANCINGO, Gro. (Ezequiel Flores Contreras).- Elementos del Ejército y de la Procuraduría General de la República (PGR) desmantelaron un narcolaboratorio en el poblado San José, del municipio de Zirándaro, presuntamente propiedad de José Pineda, líder de los Caballeros Templarios en la región de Tierra Caliente en esta entidad.

En el lugar, que abarca una superficie de dos hectáreas, fueron decomisados más de 100 tambos de 200 litros de capacidad, con precursores químicos como tolueno, hidróxido de amonio, cianuro y acetona, utilizados para la elaboración de metanfetaminas.

Según reportes oficiales, esta droga sintética es exportada a Estados Unidos desde el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, a través de una red criminal que opera en las regiones de Tierra Caliente y Costa Grande, y que involucra a autoridades de los tres niveles y el Ejército con el narco, de lo cual el gobierno federal tiene cocimiento desde hace siete años.

La operación donde participaron soldados del 34 batallón de Infantería con sede en Ciudad Altamirano, así como un grupo especial de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), de la PGR, se realizó esta mañana en la zona colindante con el estado de Michoacán, y tuvo como propósito “desmantelar la estructura” del grupo criminal que dirige José Pineda o Rodolfo Maldonado Bustos, de acuerdo con los informes.

La acción se realizó después de que el gobierno de Héctor Astudillo Flores acusó públicamente a Pineda de ser el responsable de la ejecución del candidato a diputado local del PRI en la región de Tierra Caliente, Abel Montufar Mendoza, así como del crimen de tres soldados que resguardaban el rancho El Pozo, propiedad de la familia Montufar en Coyuca de Catalán.

En el reportaje titulado: “El de Guerrero, un mapa criminal de todos conocido desde 2011” –publicado en la revista Proceso en noviembre de 2014–, se dio a conocer que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional elaboró el diagnóstico Presencia de la delincuencia organizada en Guerrero, que sirvió de pauta a las tropas federales que encabezaron el Operativo Guerrero Seguro.

Ahí se indica que hace siete años la Familia Michoacana, que después se escindió para dar surgimiento a los Caballeros Templarios, tenía presencia en gran parte del territorio guerrerense. Y uno de sus operadores es Rodolfo Maldonado Bustos, conocido como José Pineda, considerado el cuarto hombre de importancia del cártel.

Maldonado Bustos, originario de Ojo de Agua, municipio de Cutzamala de Pinzón, tenía influencia en Huetamo y San Lucas (Michoacán), así como en Cutzamala de Pinzón, Coyuca de Catalán, Tlapehuala y Tlalchapa, indica la radiografía elaborada por el gobierno de Enrique Peña Nieto al iniciar su sexenio.

En la región Tierra Caliente, el diagnóstico oficial identifica “una alianza Beltrán Leyva-Zetas, representados por el Cártel del Pacífico Sur (CPS), que dirigen los hermanos J. Cleotilde y Fermín Toribio Rentería, así como por Euclides El Quilles Camacho, hermano del exalcalde perredista de Coyuca de Catalán, ex diputado local y asesor del gobernador Astudillo, Elí Camacho Goicoechea, ejecutado en 2016, precisa el análisis federal.