Tlalchapa .-Un indivi­duo que al parecer estaba bajo los efectos del alcohol,pero que además estaba mal de sus fa­cultades mentales (probable esquizofrenia) y que mató a su esposa y a sus dos hijas en la comunidad de Otlatepec, mu­nicipio de Tlalchapa, fue ejecu­tado a balazos por un grupo de hombres armados.

Al lado del cuerpo (del feminicida e infanticida) que fue encontrado afuera del corral de toros de esa comunidad de Tlalchapa, los ejecutores colo­caron una cartulina cuyo con­tenido era el siguiente:

“Esto le va a pasar a todos los que maten gente inoscente (sic) y violen. Este se murio por aver (sic) matado a su esposa e hijas pequeñas con esto no podremos revivir a su familia pero el daño se acabo ATT: FM B.08.C

Foto : Despertar de la Costa

Se trata de Abisai Reynoso, quien mató a machetazos a su esposa Lady Reyes y a sus dos hijas, Claudia “N” e lsar “N” Según versiones de lugare­ños, el sábado pasado por la mañana llegaron a Otlatepec tres elementos de Protección Civil Municipal porque les ha­blan reportado que se habla registrado un incendio.

Los rescatistas fueron a la vivienda y se encontraron que en la puerta se encontraba Abisal portando en una mano un machete y en la otra cargan­do a una niña.

Lo que hizo Abisa fue me­terse a su casa y los de Pro­tección Civil entraron luego de derribar con la ambulancia la puerta.

La gente del pueblo fue en auxilio de los empleados del Ayuntamiento de Tlalchapa y lograron someter al homicida, amarrándolo con una reata.

En el interior de la casa ha­bla una niña de seis años y su mamá sin vida con heridas a golpe de machete y semiquemada.

El cuerpo de doña Ladys Reyes presentaba huellas de que le prendieron fuego, des­pués de ser atacada con el arma punzo cortante.

Otra niña de 1O años de edad fue encontrada herida tam­bién con un machete y personal del Ayuntamiento la tras­ladó en una ambulancia al Hospital General de Coyuca de Catalán, en donde falleció cuando era atendida.

Pero mientras funcionarios del Ayuntamiento y familiares llevaban a la niña al hospital para que le fuera salvada la vida, al pueblo de Otlatepec llegó un grupo de hombres ar­mados y se llevaron al presun­to homicida.

La mañana de este domin­go, en las afueras de Otlatepec, fue hallado el cuer­po de Abisal, ultimado a bala­zos.

Versiones de vecinos indican que los individuos que le­vantaron al presunto homicida pertenecen a un cártel del narcotráfico que opera en aquella región de la Tierra Caliente y que también actúa como brazo ejecutor contra personas que violan códigos de conducta que este mismo grupo delictivo les impone a los habitantes.