Chilapa de Alvarez .-Aproximadamente a las 17:30 PM de la tarde, hombres armados atacaron al transporte público de la localidad lo cual dejó un saldo de dos muertos y un taxi incendiado en el municipio que ya se convirtió al igual que Acapulco y Chilpancingo como uno de los mas violentos del país.

Uno de los primeros siniestros se reportó en el concurrido sitio de taxis Morelos, justo en la cabecera municipal de Chilapa cuando muchos pobladores van regresando a sus viviendas causando un riesgo mayor entre ellos niños que a esa hora transitan por esa concurrida base, una llamada al #911 reportó que un masculino se encontraba privado de la vida por impactos de arma de fuego.

Efectivo tanto de la policía estatal como municipal, los cuales colaboran en la base de operaciones mixtas, de inmediato se trasladaron al lugar para atender el reporte y dieron fe de que tras el ataque al sitio de taxis justo detrás de una unidad se encontraba un cuerpo que ya no presentaba signos vitales y que en vida respondía al nombre de Héctor Torres Cervantes, contaba con 29 años, fue originario y vecino de la comunidad de Tlatlauquitepec, municipio de Atlixtac, en la región de La Montaña.

Fuentes locales informaron que el occiso sería un trabajador del volante aunque los peritajes de la Fiscalía General del Estado no habían confirmado dicha versión, testigos que pidieron mantener el anonimato declaran que un hombre solitario llegó al sitio de taxis y que de entre sus ropas sacó un arma de fuego y sin mediar palabra accionó su arma contra el hoy occiso para posteriormente huir con rumbo desconocido.

No habían pasado unos cuantos minutos cuando las autoridades ya habían recibido otro reporte donde informaban que el chofer había sido atacado dentro del interior por impactos de arma de fuego y posteriormente incendiado junto con el chofer por el camino rumbo a Atzacualoya.

 

Reportes oficiales confirmaron que sobre el camino de terracería que lleva al poblado de Atzacualoya había un taxi incendiado de la ruta Chilapa.

Ambos cuerpos fueron llevados al SEMEFO para la practica de la necropsia de ley.