Acapulco, Gro .-Los cadáveres de la pareja de canadienses que se suicidaron el viernes pasado en un condo­minio del fraccionamiento Las Playas, siguen en las instalacio­nes del Semefo, a pesar de que en una carta pidieron ser incinerados.

Policías ministeriales informaron que no hay delito que perseguir en la muerte de los dos canadienses.

Fuentes del Semefo indicaron que los cuerpos aún están en las instalaciones.

Mencionaron que los cuer­pos de los extranjeros no han sido reclamados ni por su hija ni por la gerente del condomi­nio Dos Mares, a pesar de que tiene autorización en la carta que dejó la pareja.

El sábado pasado, una mujer y un hombre. ambos adultos mayores originarios de Canadá, se suicidaron al arro­jarse del sexto piso de un con­dominio ubicado en el fraccio­namiento Las Playas. En una cana escrita en máquina eléctrica, en dos hojas, la mujer manifestó que su espo­so y ella tomaron una copa de vino y pastillas para dormir porque ‘”la muerte era su último deseo.

Expresó: Aimerie (esposo) ahora su destino, era perder la mente, lentamente, debido a la enfermedad de Alzheimer ( … ) y porque no puedo vivir sin él

Pidió que los cuerpos no sean repatriados a Canadá: nos gustaría quedarnos aquí en suelo mexicano o en el mar, este país que dio años de felici­dad”.

Asimismo solicitó que los cadáveres fueran incinerados. La Fiscalía General del esta­do informó que se dio aviso al Consulado de Canadá en Acapulco, en espera de los familiares para los trámites legales correspondientes