Acapulco de Juarez .-Pierde la vida el guardia de seguridad que fue herido por arma de fuego cuando intentó impedir un asalto en la joyería Tous de Galerías Diana en Acapulco de Juarez “la capital mundial de los homicidios”

Alfredo “N” de 46 años de edad, el guardia de seguridad que fue herido de bala la noche del miércoles en Galerías Diana Acapulco tras un asalto a la tienda Tous, falleció en la sala de urgencias de un hospital debido a la gravedad de su estado.

Dos masculinos no identificados y portando armas de uso exclusivo del ejército asaltaron la noche del miércoles pasado la conocida joyería TOUS joyería en Galerías Diana y en su huida atacaron al guardia de seguridad Alfredo “N” de 46 años de edad, dejándolo gravemente herido.


Sobre los hechos, se informó que siendo las 20:30 horas del miércoles, se recibió una llamada al número de emergencias #911, notificando que en la tienda con razón social “Tous”, ubicada en el interior del Centro Comercial Galerías Diana, en plena zona turística de Acapulco en la Costera Miguel Alemán del fraccionamiento Magallanes, se había registrado un ataque con armas de fuego a un empleado de seguridad privada.

Al llegar elementos de los tres órdenes de gobierno, encontraron a un guardia de seguridad privada herido de bala en el abdomen la acera de la avenida costera Miguel Alemán frente a cientos de testigos entre muchos de ellos turistas, por lo que de inmediato se pidió el apoyo de paramédicos de la Cruz Roja, que trasladaron al lesionado a un hospital el cual lamentablemente no logró sobreponerse a la herida recibida y falleció en el área de urgencias medicas.

Según testigos que prefieren guardar el anonimato, posteriormente de cometer el asalto, los dos delincuentes huyeron a toda carrera del lugar de los hechos , por lo que el guardia decidió ir tras de ellos y al percatarse los delincuentes de su presencia, accionarons sus armas y para seguir en la huida con rumbo desconocido.

Al interior de Galerías Diana hubo pánico entre las los turistas y comerciantes, quienes corrieron a refugiarse a los establecimientos y algunos se tiraron al suelo, mientras que otros corrieron a las calles para ir huyendo por el miedo a recibir una bala perdida, asi mismo que los comerciantes en sus negocios decidieron bajar sus cortinas por los hechos.